En éste blog encontrarás consejos, opiniones, respuestas y experiencias útiles sobre temas de: Empresa, Empleados, Liderazgo, RRHH, Gestión y Comunicación...Todo dentro de un ámbito abierto a la Web 2.0

jueves, 3 de julio de 2008

Cómo puedes conseguir el lugar que deseas y mereces en la empresa.

Ser conformista, seguir la rutina y sentirse a gusto con ser uno más del montón. Convertirse en workaholic trabajando mucho y casi sin descanso, dejando de lado tus asuntos personales. Permitir que otros en el trabajo (incluido tu jefe) te usen para exculpar sus errores. Permanecer callado cuando los demás hablan y quedarte escuchando sin emitir opiniones. Ser tolerante con ciertos asuntos que te molestan y que en realidad no deseas tolerar. No consultar las cosas con los que saben por miedo a ser señalado.

Son algunas de las actitudes que no permiten que te desarrolles profesionalmente y te frenan al no dejarte innovar. También son posturas que no te dejan prosperar o avanzar en la empresa para la que trabajas. Sé sincero… ¿te identificas con alguna de las mencionadas actitudes?

Si has contestado que si, entonces seguramente te ves a ti mismo como a alguien inferior e incapaz de poder avanzar más, simplemente porque estás convencido de que no puedes lograrlo y por eso no haces nada por miedo a fallar. Razones como la edad, la falta de formación, el desconocimiento de las nuevas tecnologías y la entrada de jóvenes en la empresa, en apariencia mejor capacitados que tu; te predisponen a sentirte vulnerable y pensar que no vale la pena hacer algo para progresar, pues sientes que no tienes mucho que ganar si realizas algún esfuerzo.

Pues déjame decirte que siempre puedes hacer algo (por ti mismo) para mejorar tu situación. En este post te proporcionaré herramientas para pensar y te ayudaré, en una combinación de coaching y mentoring, a conseguir una actitud más positiva que te permita auto convencerte de que si puedes conseguir lo que realmente deseas si realmente te lo propones.

Sigue leyendo...



Primero que nada, debes saber que el desarrollo profesional no sólo se consigue con formación y habilidades adquiridas, también se consigue con una mente abierta, despierta y sobre todo positiva, ese principio (de saber es poder) en combinación con una actitud dinámica y para nada estática será lo que determine el éxito de tus acciones.

Al llegar a cierta edad o a cierta estabilidad laboral, muchos empleados tienden a bajar la guardia y a relajarse cayendo en un estado de letargo y conformismo que los aleja poco a poco del camino del progreso y la superación. En la mayoría de los casos se trata de una especie de resistencia a asumir los retos que se nos presentan por nuestro natural y humano miedo al fracaso, que están más allá de cualquier situación conflictiva que puedas estar sufriendo en el trabajo.

La mayoría de los medios (TV, Internet, prensa) ayudan a crear una imagen negativa de lo que somos y de lo que podemos alcanzar, ya que nos asociamos inconscientemente a la propaganda que vemos y en muchos casos nos auto convence de que es nuestro destino quedarnos estáticos, pues la sociedad en la que vivimos no nos permitirá progresar más allá de lo que vemos y percibimos.

Pues te aseguro que esto no es así. Tal vez es hora de darte cuenta de que eres una persona capaz, de que has pasado por muchas experiencias y de que tienes un valor para agregar a lo que sea que hagas para ganarte la vida, por lo que es posible cambiar tu situación laboral y mejorarla.

Para empezar y justo ahora que termines de leer estas líneas, ya sea en tu casa o en la oficina. Imagina una situación en la que te sentirías verdaderamente bien en tu trabajo. Proyecta con tu mente qué te gustaría estar haciendo en la empresa, en cuál silla te gustaría sentarte, en cuál departamento te gustaría estar, piénsalo con mucha seguridad y no sientas vergüenza de querer tener más, pues no es un pecado, tampoco tengas miedo de desearlo, pues nadie puede leer tus pensamientos. Pero si lo imaginas y luego lo visualizas, estarás más propenso y dispuesto a alcanzarlo y a hacerte la idea de que si es posible conseguirlo.

Lo más importante es pensar sólo en ti y en tu beneficio, pero en armonía con el resto de las personas que te rodean, pues la intención no es perjudicar a nadie, sino beneficiarte a ti mismo.

Un buen comienzo es cambiar tu aspecto personal, pues te dará una sensación (inconsciente) de que eres otra persona cuando te miras en el espejo… y mejor aún, le dará una sensación similar a los que te rodean, la cual sentirás casi de inmediato. Prueba cambiando tu corte de pelo y comprando algunas prendas de vestir más modernas, pero que vayan con tu estilo. Este cambio te ayudará a poner en práctica más cambios de actitud y te catapultará hacia lo que verdaderamente quieres.

Luego de haber hecho el ejercicio de visualización con los ojos cerrados y de haberte imaginado dónde y cómo te gustaría estar en la empresa. Toma papel y lápiz y escribe las palabras y expresiones que vinieron a tu mente durante el ejercicio, incluyendo lo que viste de ti mismo: como la forma en que ibas vestido, el aspecto de tu rostro, cómo te sentías (feliz, relajado) y a quienes veías a tu alrededor.

La intención de todo esto es que realmente frenes el miedo al cambio, de que creas en ti mismo y te convenzas de que puedes dar un cambio a tu vida laboral y de que puedes avanzar en la empresa hasta posiciones insospechadas que sólo estaban en lo profundo de tu imaginación. Con este ejercicio conseguirás despertar en tu mente muchas ideas que te ayudarán a conseguir tus objetivos, incluidos los inconscientes, pues si los puedes visionar los puedes realizar. De esta forma los traerás conscientemente a la realidad.

En la película Jerry Maguire, hay una escena con un buen ejemplo de lo que aquí expongo. El padre de Jerry, que aparece en escenas cortas tipo "back draft", se ponía frente al espejo todas las mañanas antes de salir a trabajar y mirándose a si mismo daba una palmada con sus manos mientras decía que "ese iba a ser un gran día" para él en su trabajo, con lo que empezaba el día vendiéndose a si mismo y proyectando una actitud de éxito que lo predisponía a obtener lo que deseaba.

Así que no tengas miedo de hablar contigo mismo frente a un espejo, ni pienses que es "cosa de locos" (además nadie lo sabrá), pues es una simple manera de tomar conciencia de ti mismo y de identificarte con tus obetivos. De esta forma podrás elaborar tu propia misión, visión y valor en lo que haces y a partir de allí estar seguro de lo que quieres.

Particularmente recomiendo que plasmes todo lo que has pensado, sentido y deseado al proyectar tus objetivos en un papel o cartulina a manera de mapa del tesoro, siendo muy consciente de que tienes todo el derecho de satisfacer tus deseos y de conseguir tu metas. Toma en cuenta de que en el peor de los casos, todo el aprendizaje que conseguirás tratando de desarrollarte y de superarte será tan valioso como el objetivo que perseguías, te lo digo por propia experiencia.

Sólo por curiosidad, prueba a realizar lo que aquí te propongo, ya que no perderás nada y es totalmente gratis. Te sorprenderán los resultados y sobre todo te sorprenderá lo que eres capaz de hacer con sólo creer en ti.

Prueba también con:
ZTD

Technorati reactions Technorati icon Menéame!Copame!Enchílame!

15 comentarios:

Son rachas dijo...

Sin lugar a dudas es que hay que vencer los Miedo que se nos presentan a diario. Pero para ello debemos estar convencidos. Si no estamos convencidos resultara todo mucho mas dificil y dependemos de cosas que no podemos manejar...y como quien dice
Sin llorar tendremos que partir sin haber dejado nada...

Saludos

Jose Miguel Bolivar dijo...

La razón por la que la mayoría de la gente no se atreve a cambiar es aparentemente el miedo. Decirle a tu jefe que no te gusta lo que haces y que preferirías hacer otra cosa es muy arriesgado porque podrías acabar no haciendo nada. Sin embargo en la realidad, siempre y cuando las cosas se planteen bien, esas iniciativas son bien recibidas.
Siempre me queda la duda si ese "miedo" no será en realidad "pereza" o simplemente "resistencia al cambio".

hagetmau dijo...

Me remito a la gata sobre el tejado de zinc... cuando el padre saca todos los miedos, todos los complejos de la familia... colocando las cosas en su sitio...
Próximo a morir le importa un rábano lo que vayan a pensar de él...alguien que sea capaz de sacar los miedos de la gente, de poner las cosas en su sitio???

Juan Martínez de Salinas dijo...

Hola SM,

Para vencer el miedo al cambio hay que ponerse manos a la obra. Desgraciadamente cada uno puede llegar a donde se proponga siempre que se oriente hacia ello y se lo crea.

Si a la primara dificultad tiramos la toalla no deseábamos tanto ese cambio porque nadie dijo que fuese fácil conseguirlo.

El primero que tiene que estar seguro de conseguirlo eres tu mismo porque sino eso lo van a percibir los demás y es muy negativo.

Con perseverancia e iniciativa llegaras a donde te propongas por muy complicado que sea el cambio. Tarde o temprano el esfuerzo tiene su recompensa.

Excelente artículo una vez más.

Saludos,

Juan Martínez de Salinas

Gabriel Schwartz dijo...

La seguridad de lo conocido, el temor a ser criticados, el defendernos ante posibles ataques, la culpa por querer más y por "dejar" lugares o personas cuando nos hemos sentido bien y la inseguridad respecto de poder hacerlo bien...nos hacen dudar.

Por otra parte, no debemos olvidar, que para ciertas posiciones la capacidad de ser diplomático, cauto y ceder en el moento preciso es una virtud casi esencial.

Cuélebre dijo...

El problema está cuando lo que le planteas a tu jefe le asusta a él, el jefe es el que tiene miedo a esos proyectos porque no domina esos temas y sabe que pueden ser de provecho para la empresa. Por desgracia me encuentro en esa situación y al final lo que han logrado es que estoy buscando donde desarrollarme profesionalmente fuera de mi empresa actual.

Los dinosaurios todavía existen en muchas empresas y he podido comprobar que en los tiempos actuales no son saltos de 20 años, yo lo he vivido y el salto de años no llega a 3 pero es mentar Web 2.0 aplicado a la gestión de conocimiento y el miedo se les metió en el cuerpo.

Un saludo a tod@s.

Concha Barbero de Dompablo dijo...

Buenísima exposición. Gracias.

Otra situación que puede darse es que hayas superado el miedo al cambio. Te des cuenta de tu capacidad y sientas que el mundo de la empresa, que tenías tan idealizado, te parezca diminuto en comparación con la inmensidad de la vida. Pero ello deriva también en algo muy positivo, y es que ese "darse cuenta" te hace dejar de pensar en las paredes del lugar en el que trabajas, en las puertas que lo cierran y crece tu espíritu de colaboración, a medida que comprendes las posibilidades de mejora en todos los sentidos.

Un saludo

Senior Manager dijo...

Hola son rachas:
El autoconvencimiento mezclado con el positivismo es el cóctel que nos mueve hacia el éxito, muy acertado el comentario.

Hola José:
Yo pienso que es una combinación de ambos "pereza y resistencia al cambio". Los humanos vivimos con esas dos condiciones tan difíciles de desligar de nuestra cotidianidad.

Hola hagetmau:
es ciero que la muerte desecha los miedos, pero para los que nos sentimos lejos de ella sólo nos queda seguir sintiéndolos como legado de nuestra humanidad.

Hola Juan:
Eso, la perseverancia es la clave. No hay mucha pérdida sino mal enfocada para la victoria.

Hola Gabriel:
La inseguridad y la culpabilidad son temas muy humanos que irremediablemnte debemos aprender a controlar, no hay más remedio.

Hola Cuélebre:
Es cierto lo que dices sobre los Dinosaurios y sus miedos. Si supieras las de retroceso que he tenido que afrontar en las empresas donde he trabajado, es para escribir un libro.


Hola Concha:
Es un honor tenerte por aquí, quedé prendado de tu modo de escribir luego de leer "Palabras para el Bienestar (Un camino hacia la armonía y la plenitud vital)"...

Gracias por complementar mi post incluyendo el "darse cuenta" como ente positivista de superación.
Por cierto ¿moderas algún blog?
Saludos
SM

Concha Barbero de Dompablo dijo...

Gracias a ti, Senior Manager, por tus palabras hacia mis palabras :-)

Sí, abrí un blog hace poco. Esta es la dirección:

http://www.silencioactivo.blogspot.com/

Saludos

Senior Manager dijo...

Hola Concha:
¡Vale! nos leemos entonces.
Saludos
SM

raizen dijo...

Es lo que se llama soñar despierto, inventando nuevos moldes. El pensamiento audaz es una ley de supervivencia, es la manera de despertar del sueño de los cómodos y los miedosos. Se puede ser audaz y creativo sin dañar el entorno donde nos movemos.
Excelente post.

Saludos

Martha Colmenares dijo...

Muchas gracias por la aportación, lo mejor de todo, me ha permitido conocer este espacio. Los temas de mucho interés, ya me daré mis vueltas.
Mis saludos, Martha

Senior Manager dijo...

Hola Raizen:
Me gustó eso de "sin hacer daño a los demás", pues la armonía es lo que cuenta a la hora de soñar

Hola Martha:
Gracias por la visita...Nos leemos entonces.
Saludos
SM

cmarti dijo...

Para tu información SM
http://www.equiposytalento.com/noticias/2008/07/07/ranking-de-los-blogs-mas-populares-sobre-direccion-de-personas
Un saludo,
Carlos M.

Senior Manager dijo...

Muchas gracias Carlos, ya lo he visto... De verdad que no conocía el impacto del blog. Esto realmente me estimula a seguir trabajando por todos vosotros.
Gracias de nuevo
SM

PD: Me gustaría reseñarlo, pero es que nunca he estado de acuerdo con el autobombo... Sorry!!

Encuentra trabajo en cualquier país, provincia o ciudad con este buscador