En éste blog encontrarás consejos, opiniones, respuestas y experiencias útiles sobre temas de: Empresa, Empleados, Liderazgo, RRHH, Gestión y Comunicación...Todo dentro de un ámbito abierto a la Web 2.0

martes, 18 de diciembre de 2007

La relación desconocida entre las empresas y el bajo rendimiento escolar

Luego de haber dejado mis comentarios en un artículo relacionado a este tema de Yoriento y en otro de Amalgamadeletras y después de comprobar personalmente (y a diario) la escasa preparación y la indisciplina mostrada por los jóvenes que se incorporan actualmente y desde hace unos años a las grandes empresas (admito que generalizo). Me atrevería a decir que existe una relación directa entre el bajo rendimiento escolar que viene arrastrando España desde hace ya cierto tiempo (resultados del informe PISA) y la productividad de las empresas que han recibido a esos mismos jóvenes luego de pasados unos años.

He comprobado cómo se ven afectadas las empresas actualmente y cómo se podrían ver afectadas en el futuro recibiendo a jóvenes mal formados, con poca actitud y ninguna disposición para hacer las cosas bien, considerando que el problema es de carácter socio-cultural y que se ha acentuado peligrosamente durante las dos últimas décadas.

El Informe PISA no sólo ha revelado el bajo rendimiento escolar actual sino también el bajo rendimiento empresarial del futuro. No he leído el informe completo, pero con lo que leí he quedado convencido en no desestimar la alarma surgida en todos los medios de comunicación y de cómo podría afectar a las empresas y a su productividad un tema tan importante como la educación.

Sigue leyendo...



Recalco que el informe PISA no dictamina si un sistema educativo va bien o mal, sus indicadores sólo son útiles desde una perspectiva global, ya que estudian realidades educativas muy distintas en varios países comparados entre sí y sólo evalúan una parte limitada de los conocimientos de los alumnos. No obstante, sigue siendo un factor negativo a tomar en cuenta para el futuro de España y sus generaciones de relevo el hecho de haber salido tan mal parados en los resultados.

Quiero dejar claro que el informe trata sobre el rendimiento escolar de adolescentes de entre 15 y 16 años de edad, pero que a los 21 siguen actuando y pensando igual, por lo que una vez incorporados al aparato productivo del país (representado en las empresas), estarían afectando con su falta de formación, su indisciplina, su falta de actitud y su carencia de aptitudes tanto la productividad de las mismas como su imagen y beneficios (Empresas públicas y privadas).

Considero que la disciplina que se imparte (o se debe impartir) a edades tempranas así como la formación son fundamentales para el desarrollo de los pueblos. Pues el nivel educativo de los jóvenes proporciona riqueza al renovar constantemente los aparatos productivos y por ende la economía de los países. Aclaro que no hablo de regímenes severos ni totalitarios, sólo de disciplina educativa. Asimismo, las empresas como motores del desarrollo se nutren de los jóvenes que se van incorporando y que al mismo tiempo reemplazan a generaciones de trabajadores salientes. Por estas razones anteriores, creo que existe una relación evidente entre la baja preparación de los jóvenes que se están incorporando a las empresas hoy en día y su rendimiento escolar previo, tomando en cuenta que el rendimiento escolar es también una actitud frente a la vida.

Pienso que la responsabilidad del problema recae sobre los padres, tutores y formadores iniciales que no están enseñando y que al mismo tiempo están descuidando los valores básicos y la disciplina que sirven luego a los jóvenes como herramientas para manejar todos los aspectos de la vida (incluido el trabajo). Estos padres y tutores tampoco se han preocupado en exigir al estado un sistema educativo acorde con la realidad actual y le dan más importancia a aspectos políticos poco útiles para la buena formación de sus hijos.

Los profesores responsabilizan a las familias porque dejan hacer lo que quieren a sus hijos (lo cual es cierto) pero tampoco toman cartas en el asunto alegando no tener potestad sobre los alumnos...Luego los padres mandan a los jóvenes a estudiar como si cualquier cosa y más con el objetivo de tenerlos ocupados que para aprender, pues no se preocupan de sus deberes ni de sus notas ni de con quien se relacionan, incluso ni siquiera les interesa si de verdad están aprendiendo. Asimismo los padres dicen que son los profesores que están desmotivados y mal formados... Luego ambos culpan a la administración por no cambiar las leyes a tiempo ó por lo malo de las medidas que se toman. Todos en general también culpan a la sociedad porque fomenta o tolera valores contradictorios con la educación y el estudio…Así que todos son culpables y se acusan mutuamente. Por otro lado, los teóricos de la pedagogía y la psicología imparten doctrina sin contrastarla con la práctica en las aulas. Así que en definitiva puede que la culpa si sea de todos…(Por algo estamos en la cola de Europa en educación). Más allá, los políticos se aferran a sus principios ideológicos para desacreditar lo que proponen sus oponentes sin pararse a pensar si tienen razón, por lo que no han sido capaces de sacar adelante un acuerdo para poner a la educación en primera línea de la acción de gobierno.

Independientemente de la determinación de responsabilidades (yo tengo mi propia opinión), las empresas seguirán incorporando a jóvenes que en general demuestran una mala actitud frente a las normas de la empresa, que no respetan a sus jefes y que no desean aportar nada positivo a las mismas, lo que representa un mal presagio para el futuro económico y productivo de España.

Particularmente opino que la responsabilidad recae sobre toda una generación de padres, maestros y políticos, que han sido de alguna u otra forma irresponsables en la formación de sus hijos y alumnos. Lo peor de todo es que luego, cuando sus hijos ingresan en las empresas, les resulta a todos muy fácil culpar a las mismas y a sus directivos si un empleado joven recién llegado no se adapta a la disciplina de la corporación o no puede llevar bien el ritmo de exigencias y responsabilidades, cuando en realidad han sido ellos con su permisividad los que han conseguido estos resultados.

¿Hay solución?...Ustedes lo dirán pues yo casi he perdido las esperanzas.

Fuentes:
Informe PISA
La Vanguardia

22 comentarios:

Víbora dijo...

El problema no son los conocimientos, pues estos se adquieren, es la actitud.

He comprobado que las últimas incorporacionesnmi emresa me han roto los esquemas totalmente.

Me he encontrado con una gente que conoce todos y cada uno de sus derechos (lo cual está bien) y que los ensalza y no hace otra cosa que pregonarlos (que ya no está tan bien), pero para los que "trabajar" significa pasar unas horas en el lugar de trabajo, sin aprecio alguno por la productividad, el rendimiento o la empresa ( y eso está muy mal).

Una falta de educación absoluta (el usted ha sido desterrado del vocabulario) y unos malos modos increibles con el cliente.

Incluso reconviniendo a uno de ellos (estando aún en periodo de prueba)sobre su mala atención a un cliente me soltó un: "y qué más da un cliente más o menos, es que eres muy mijitas". Tal cual. Obviamente, de mi despacho se fue directamente a su casa.
Pero no te pierdas el final: Al día siguiente me llamó su madre pidiendo explicaciones de porqué había echado a su hija con lo buena que era. De esto hace casi un año y aún no he podido cerrar la boca.

hagetmau dijo...

Tengo mis dudas en que el sistema educativo o la formación de nuestros jóvenes haya empeorado. Me explico ¿Ha estado alguna vez tan bien o siempre ha estado un poco por debajo de los países de nuestro entorno?. A veces nos escandalizamos cuando se descuelga en youtube el apaleamiento de indigentes en los cajeros, etc... y es indignantte... pero antes, esos comportamientos sádicos eran lo más común con el tonto del pueblo o cualquier otro que se escogía como chivo expiatorio (el de las gafas de culodevaso, la gorda...), lo mismo de siempre pero con otra tecnología al alcance de la mano, me queda el consuelo que al menos ahora nos escandalizamos casi todos y antes era un uso social más, como los ajusticiamientos en la plaza y todo eso.
Ahora se ven familias desestructuradas o en las que los dos padres trabajan, llegan cansados y no se acuerdan de que tienen hijos, pero en la sociedad tradicional, también veíamos la figura exorbitante, arbitraria y cruel del padre y el resto de la familia moviéndose por los impulsos del miedo, manejando su propia crueldad a escondidas
Respecto a la actitud ante el trabajo y el respeto a los jefes, me parece que afortunadamente hemos superado el espíritu del Sr. Alcántara y la idea tan difundida hace unos años de lamer la mano que nos da de comer.
Muchas veces, el jefe, viene con la idea predeterminada de lo que quiere y hay que adaptarse al hueco que te reserva (son los más listos del mundo, claro, porque son los que han inventado como hay que hacer las cosas que hacen,y llegan muchas veces a la conclusión de que esa es forma en que deben hacer las cosas los demás, el baremo de perfección son ellos mismos y en parecerse a sí mismos, obviamente ganan) son incapaces de crear un espacio de convivencia con sus empleados en el que estos puedan aprovechar sus virtudes...Se va haciendo una segmentación por estudios,barrio,ciudad, inteligencia, trabajo y perdemos la perspectiva de como es el resto del mundo. Pero no creo que esté saliendo una mala generación, simplemente que por el momento tienen que adaptarse a los sistemas les han creado otros y que son difíciles para ellos.

Maria dijo...

Causa-efecto. Más clarito que lo expresado por Víbora imposible. La mamá permisiva podrá echarle la culpa a quien quiera pero su nena está en la calle, sin un duro y sin acceso a los bienes disponibles. La sociedad tiene una capacidad asombrosa de auto-equilibrarse. España parece ser un país excesivamente permisivo, en cuanto a derechos y deberes, y habla mucho de "libertades", sin embargo, en comparación con otros países, deja tirada a la gente con menos recursos que tienen que buscarse la vida como pueden, cuando otros tiran de beneficios sociales muy superiores a los de aqui. Los jóvenes pierden comba pero la vida sube y de la vivienda ni hablemos. Con suerte les quedará el botellón y poco más. La empresa seguirá escogiendo a los mejores y el resto quedarán relegados. Y si escasean se buscaran en otros países como se ha hecho ya en tantos lugares. La realidad es como es y esperar que las instituciones muevan el trasero mientras el pez grande se come al chico no es una opción. Estados Unidos se llevó científicos de todas partes, empezando por Inglaterra e incluída España, Inglaterra importó expertos de la India o de Pakistan, Francia de sus colonias y de donde pudo, etc. Tomaremos conciencia y nos aplicaremos o seguiremos a la cola. Los individuos, como Víbora en este caso, tomarán medidas. Y el proceso no tiene fin. Es la historia de la evolución pero en presente y futuro.

Senior Manager: dijo...

Hola víbora:
Entiendo tu pesar pues lo vivo a diario. Las generaciones de relevo están dejando mucho que desear a todos los niveles. Lo más preocupante es que a nadie parece importarle el problema, pues aún no es tan evidente ni tan significativo como para que salga en la TV. Y tal como explicas en tú anécdota, los padres siguen alcahueteando a los hijos pensando que son lo mejor del mundo, haciéndoles más daño aún.

Hola hagetmau:
Tienes razón en lo de la magnificación de los problemas y estoy de acuerdo en que existen jefes y empresas como las que describes. Pero debo discrepar cuando dices que no se trata de un verdadero problema. Estoy cansado (es una expresión) de ver a jóvenes que entran a las empresas sin ninguna preparación y con toda la intención de hacer lo mismo que en el cole o el instituto; es decir, nada…
Las empresas no pueden ni deben sostener los errores cometidos por la sociedad (padres, maestros, políticos) en cuanto a la formación de sus ciudadanos y mucho menos cargar con la culpa de su falta de disciplina y adaptabilidad al mundo empresarial. Si hemos de “importar” recursos humanos por el bien de la productividad de las empresas, que así sea.

Hola María:
Mientras la sociedad española no reconozca que existe un problema socio-cultural de fondo en cuanto a la formación de sus jóvenes, tendremos entonces un problema serio dentro de unos años, en donde la población activa de origen español irá perdiendo oportunidades de empleo en empresas productivas en detrimento de su calidad de vida. Tal vez la inmigración sea la salida para tantas empresas deseosas de empleados bien formados y disciplinados.

eKaizen dijo...

Buenas, es un tema que me está empezando a preocupar tanto que no te voy a contestar ahora.
Voy a meditarlo y le dedicaré una entrada en el blog, la verdad es que da para un buen debate.
Salud.
Por cierto, he descubierto que el enlace de Technorati "How much is your blog worth?" no se actualiza automáticamente. Tienes que ir copiando el código de vez en cuando, si recopias tu código te quedarás asustado de lo que has subido.
Saludos

Belen B dijo...

Estamos de acuerdo en la situación penosa en la que nos encontramos: jóvenes a los que no se les ha inculcado la cultura del esfuerzo, que no tienen interés por aprender, que sólo piensan a corto plazo y viven para sí mismos.

Jóvenes que no luchan por mantener y mejorar en su trabajo. Empleos precarios que tampoco valoran al trabajador. Salarios ridículos que te hacen despreciar a esta sociedad que tanto critica, pero que nada hace.

Recuerdo que en el año 93, un Jefe de Marketing ganaba siete millones y medio de pesetas bruto al año en la empresa donde yo trabajaba. ¿Cuál es el salario actual, después de catorce años? Dependiendo del sector y de la empresa: ¡practicamente el mismo! (se puede verificar leyendo las ofertas de empleo de los diarios)

Por desgracia, el gobierno socialista intentó en educación: IGUALARNOS POR ABAJO. Es más fácil manipular a un país si su gente es inculta, si sólo está preocupada de leer la prensa rosa y ver la telebasura que ofrecen por TV. Los informativos están totalmente mediatizados por el poder y los medios de comunicación por desgracia, cada vez son menos honestos.

¿Queremos mejorar?, ¿de verdad?, pues volvamos a darle una oportunidad al único gobierno que durante 8 años nos demostró que se preocupaba de los españoles, que fue capaz de mejorar nuestra economía, intentó mejorar la educación, nos colocó en primera línea a nivel mundial.

Para que exista la democracia, debemos permitir la alternancia (y de eso sabemos mucho los andaluces. Este presidente ha demostrado sobradamente que NO ESTÁ PREPARADO y su equipo TAMPOCO: ¡Váyase Sr. Rodriguez!

Confío en el futuro y espero que pronto la situación española pueda ir cambiando y mejorando.

Afortunadamente no todos los jóvenes son como los hemos pintado. Hay gente muy responsable y que se toma el futuro en serio, y que sí están estudiando y preparándose concienzudamente. No todo está perdido.

µßio dijo...

Estoy mas de acuerdo con hagetmau.
Sobre la disciplina, el servicio militar formaba, aunque, tenía también sus contras.
En mi original opinión, si las empresas quieren gente formada, que la formen. Si quiero garbanzos, tendré que sembrarlos primero.
La formación profesional, no depende de la familia, ni de la sociedad, debe de depender de la propia empresa, que se desgrava el de las cotizaciones a la seguridad social el gasto de formación. Ergo, mecanismo hay.
Me encuentro que las empresas quieren bajar el impuesto de sociedades y que el personal de entrada esté formado y que demuestre su valía. También quiere infraestructuras adecuadas y ... dos huevos duros.
Yo también: no pagar la renta, ni la hipoteca y disponer de tiempo para dedicarle a mis hijos y que en la playa, no haya atascos y que la televisión no sea basura y propagada mercantil, fifty/fifty.
QUIERO UN MUNDO MEJOR, pero teneMOS que hacerlo NOSOTROS y los chico de ahora, son los chicos de ahora. También he visto imbéciles con 60 años, que antes había de todo.
Ademas, hoy la superespecialización es otro problema ya que no se puede superespecializar nada mas que en un solo tema.
¡Saludos a todos! a S.M. y los comentarios, son excelentes, ¡qué suerte tiene S.M.!
¡Salud!

hagetmau dijo...

Lo que quiero decir es que creo que debemos hacer algo de autocrítica y ver si fallamos nosotros mismos que no somos capaces de crear un entorno en el que se sientan a gusto los jóvenes y sean capaces de poner en práctica sus conocimientos (nosotros en el entorno del Vaquilla seríamos unos inútiles porque no sabemos puentear un coche). No creo tanto que sepan poco, como que sepan cosas distintas (a nosotros nos parecía ridículo eso de que se aprendiera la gente la lista de los reyes godos y ayuda a la memoria) y que las hayan aprendido de otro modo, han aprendido unas normas de convivencia más desarrollados que nosotros ( para mi alguien negro era algo extraño que venía de África y cuando de pequeño me cruzaba con un gitano mi tendencia natural era a correr porque se decía que era gente que robaba...), si, es cierto apalean indigentes en los cajeros y lo sueltan en youtube...aplican la tecnología que no tuvimos... pero eso de un modo más rudimentario existió siempre y afortunadamente hoy nos parece algo indigno y se comenta por su excepcionalidad.
Respecto a los gobiernos socialistas (se me ve el ramalazo, eh!)han sabido educar en la convivencia (yo he vivido una enseñanza en la que había una segmentación muy fuerte entre listos y tontos sin atender a otros valores)un bajo nivel educativo??? y ha sabido dignificar al trabajador.Ojala Aznar aprobara ahora la selectividad El PP introdujo la idea de que el empleo era lo más importante y por consiguiente del fracaso, del lamer la mano del amo, de aceptar cualquier cosa... porque nos dijeron que eso era lo bueno... y de crear un ejército de humillados a mendigar por los trabajos (Como en las Uvas de la Ira) a los dictados de una gente que llegó por enchufe y porque no había otro y que luego son la gente que se ve más complaciente consigo mismo y se creen hombres hechos así mismos.
Lo que no podemos ir por ahí es pretender que sean como nosotros, tener la soberbia de decir lo que es bueno y malo. Critico a Vibora cuando dice que la gustan los libros,películas y musíca buenos, porque me parece que es una forma de convertirnos a nosotros mismos en medida de bondad y perfección.
Me resumo, debemos ser más críticos con nosotros mismos, saber escuchar a los jóvenes y para ello debemos crear entornos en los que se puedan expresar... y eso no va a ocurrir nunca si queremos vernos como modelos a imitar.

Senior Manager: dijo...

Hola eKaizen
Vale, no hay prisa, esperaremos entonces tu post.
Gracias por el dato sobre Technorati y el “How much”, no lo sabía…Ya lo actualicé.

Hola Belén:
Respeto todas las opiniones…y por eso no deseo debatir sobre temas de política española ni sobre partidos políticos y aunque cabe la posibilidad de que estén relacionados al caso, prefiero no “tocarlos” pues pueden llevarnos a malas interpretaciones. Sólo diré que estoy de acuerdo con los tres primeros párrafos de tus comentarios y con el último, pues también pienso que la sociedad en su conjunto debe reaccionar para cambiar la situación en la que se encuentran los jóvenes por el bien de todos: Sobre el resto no emito ninguna opinión. Igualmente, agradezco tú participación y confío en que sabrás entender mi posición imparcial como moderador de esta bitácora.

Hola µßio:
Estoy de acuerdo en que si queremos un mundo mejor debemos hacerlo nosotros mismos, pues no vendrá el hada del cuento a hacer magia para que podamos conseguir las cosas. A veces pienso que la “mili” no era tan mala, pues al menos nos daba disciplina y nos enseñaba más o menos de que iba la vida. Tal hubiera sido mejor reformar el servicio militar y actualizarlo o adecuarlo a nuestros tiempos, estoy seguro de que muchos jóvenes se hubieran beneficiado de ello.

Hola hagetmau:
Yo también sigo pensando que es un problema socio-cultural y concuerdo contigo en que la misma sociedad ha originado el problema por lo que hay espacio para hacer autocrítica constructiva. Estoy consciente de que existe una brecha generacional importante que afecta las relaciones entre las generaciones debido a que han vivido experiencias diferentes. Pero por otro lado creo que los jóvenes si tienen suficientes espacios y libertades para expresarse, el problema es que la mayoría no muestra interés en hacerlo así como no muestran interés en casi nada que sea productivo, sólo tienen interés en ellos como individuos, en satisfacer sus necesidades y nada más, para ellos el resto de la sociedad no importa. En relación al tema político me mantendré imparcial, por lo que no emitiré opinión alguna.

Maria dijo...

No sé si hago bien o mal aportando la opinión del defensor del menor Nuñez Morgades, pero lo hago en el sincero convencimiento de que los jóvenes son víctimas de los cambios que han tenido lugar en la sociedad desde los años 60 y que sus actuales actitudes son un mero reflejo de ellos.

Es decir que lo que necesitamos es hacer balance de los comportamientos y actuaciones de las generaciones anteriores si queremos comprender la verdadera situación de los jóvenes y de sus actitudes presentes. Una vez más, aunque suene repetitivo, creo que se trata de una cuestión de causa-efecto.

Morgades dijo el año pasado en el Foro de la Nueva Sociedad que:

1.- Los menores no son sino el reflejo del comportamiento de los adultos que viven en una etapa de dejación de sus responsabilidades. Estamos en un momento clave para retomar la iniciativa o lamentar las consecuencias.

2.- Se calcula que sólo se conocen el 20% de los casos de maltrato que se produce sobre niños. Necesitamos abordar nuevos caminos que garanticen una verdadera convivencia pacífica en la que los menores participen y encuentren respeto y apoyo.

3.- Debemos denunciar la falta de apoyo que encuentran las familias españolas en la actualidad, ya que son las que menos ayudas reciben de la Unión Europea. Tan sólo el 2,7% del PIB, frente al 8,2% de media. Las medidas establecidas para conciliar la vida familiar y laboral (o las situaciones conflictivas que sufren los menores tras los procesos de separación de sus padres, entre otras cuestiones) son mínimas.

4.- No podemos cerrar los ojos ante la realidad emergente que nos demuestra que NOS hemos relajado y que tenemos que recuperar el pulso(las mayúsculas son mías).

4.- "Gracias a los medios de comunicación nos es posible conocer la nueva realidad que rodea a los jóvenes, pero no podremos considerar nunca que todos los jóvenes (tengan problemas)tal y como la reiteración de noticias negativas pueda sugerir.

mpiryko dijo...

Hoy a la hora del almuerzo, he hablado con un compañero y además jefe, que se quejaba de los jóvenes y del informe PISA.
Yo preguntaría además, las horas perdidas en ver televisión y cuantas eran además publicidad y¡qué publicida! Donde los padres son tontos, los niños se burlan de los padres porque no les compran el último telé fono de Telefónica S.A.U. Jovenes que se jactan de beber alcohol con carnet falsos en USA, ..... ese es el mundo que les hemos presentado. ¡Ah! la publicidad está pagada por empresas muy serias. etc etc etc
¡Salud!

Senior Manager: dijo...

Hola de nuevo María:
Cualquier opinión es válida, sobretodo la que expones relacionada a las responsabilidades sociales, que de alguna u otra forma han influenciado negativamente en los jóvenes desde hace décadas.

Hola mpiryko:
Estoy de acuerdo, la TV ha sido uno de los catalizadores más negativos e influyentes sobre la juventud desde su transformación en los años 80. La publicidad ha enfocado a la sociedad desde un ángulo incorrecto que ha lavado el cerebro a varias generaciones...Y si, las grandes empresas tienen mucha responsabilidad en ello.

Víbora dijo...

Quiero haceros notar que mi primera frase fue que el problema radicaba en la actitud, no en los conocimientos y en eso no hay color político, pues vivimos en un ambiente de eliminación del sentido de la responsabilidad.
Si a un niño en el colegio no se le puede reñir, ni castigar, ni suspender, ni llamar la atención, y haga lo que haga pasará de curso, ¿qué responsabilidad ni amor por el trabajo, ni orgullo de labor bien hecha le estamos enseñando?
¿Quién no se ha encontrado en una entrevista de trabajo que acude el candidato con su mamá o su papá, al que hay que indicarle que espere fuera? ¿el trabajo también te lo van a hacer tus papás?.
O el candidato que busca su primer empleo y nada más sentarse advierte que él quiere las vacaciones en agosto.
Un ejemplo real (que no es la norma, gracias a dios): Un recién licenciado que, al llegar al tema del salario me avisó que quería 15 pagas. Yo le dije que nuestro convenio recogía sólo 14 pagas y era lo que teníamos todos y me propone que con él haga una excepción. ¡Ridículo!

hagetmau dijo...

Respecto a la educación... muchas veces, el que te riñeran o no dependía de con que pie se hubiera levantado el profesor ese día y de quien fuera el profesor, me imaginao que se podrá seguir riñendo y castigando que lo que esté prohibido es el estilo sádico que utilizaban muchos profesores... Se etiquetaba a los niños (especialmente en la privada o concertada) y para bien o para mal era una especie de estigma con el que muchos habrán cargado durante todas sus vidas. No sé si el nivel de conocimientos ha caido (yo no lo veo nada claro ahora es mucho menos masificado...), desde luego ha cambiado... pero yo creo que hay más calidad y salen más sociabilizados
El problema de conocimientos, supongo que si existe no es tanto por la falta de poder sancionador de los profesores (sí, conozco muchos que están desbordados y no pueden pero más bien me da que es porque se confundieron de oficio y no les explicaron que lo que tenían que hacer era educar)como con que tienen que lidiar con todos los adolescentes entre 14 y 16 años que van obligados pero en este caso me parece mejor el remedio que la enfermedad

Cebolla dijo...

Encuentro que esta entrada tiene una fuerte relación con el tema de las jerarquías.

Estoy de acuerdo con quienes sostienen que la responsabilidad recae sobre la generación de educadores, dirigentes y padres (sobre todo estos últimos) que forman a estos críos que ya no tienen códigos. Y esto está sucediendo (con matices) en muchas partes del mundo. En Argentina también pasa.

Pasa que los jóvenes ya no aceptan los valores de las generaciones que les preceden. Y eso es así por lo que se comenta aquí: sus padres los han alentado (queriendo o no) a que cuestionen todo lo que ha ellos les ha caído mal pero a lo que no se han podido enfrentar. ¿Está claro que las nuevas generaciones ya no aceptan lo que a nosotros nos parece correcto?

Aunque muchos parezcan estar mal orientados, serán ellos los que implementarán muchos de los cambios de los que se habla aquí.

Senior Manager: dijo...

Hola víbora: Precisamente es a lo que me refiero, los jóvenes de ahora tienen otra cosa metida en la cabeza y al llegar a las empresas chocan contra el sistema y las normas impuestas y esto los imposibilita para comprender que su pseudo-mundo se ha acabado...tal como lo expresas en los ejemplos y anédotas que mencionas.

Hola hagetmau:
Aunque no estoy de acuerdo con el excesivo estilo autoritario utilizado por los maestros de post-guerra...Si estoy de acuerdo en que la disciplina en edades tempranas es necesaria, así como es necesario que los padres dejen a los maestros aplicarla en su justa medida cuando sea necesario, pues el maestro es simplemente una extensión de los padres en cuanto a la formación. Las estadísticas actuales son evidentes, el nivel educativo ha caído en picada en España.

Hola cebolla:
Tienes razón en que los jóvenes se empeñan en desdeñar los valores de las generaciones que les preceden y mucho más cierto que los padres no desean los mismos traumas que ha sufrido para sus hijos. No obstante hemos sido testigos que ese método es contraproducente pues se pierde el control y es nocivo para la correcta formación de los jóvenes que interpretan esta libertad como exceso de permisividad y cuando se le quiere dar la vuelta es demasiado tarde.

Cebolla dijo...

SM, tal vez nosotros no hemos sido educados con suficiente libertad y no podemos dejar de utilizar palabras como "corregir", "disciplinar", "controlar", "encaminar". Hemos sido criados en países con rastros de gobiernos totalitarios. Creemos que el sistema que habitamos es el único posible cuando también es un pseudo-mundo.

Esta forma de actuar que menciona Víbora tal vez sea el germen para que las cosas cambien. ¿Por qué deberían aceptar algo que no les cuadra? ¿Lo hacemos nosotros? ¿Aceptamos lo que no nos parece justo?

Insistir en domesticarlos tal vez logre hacer que se transformen en seres mal adaptados y resentidos. O tal vez sirva para que puedan encontrar la forma de construir un nuevo sistema, más acorde a sus valores.

J. C. Fernández dijo...

No puedo estar más de acuerdo contigo senior, últimamente lo que veo es un transfondo de gente blandita, con una auténtica "incultura sin lagunas", tomando la cultura en su más amplio concepto. Desconocen lo que es el esfuerzo, aprenden de los más veteranos lo peor antes que lo mejor y así podríamos seguir hasta el infinito. No obstante, creo que en las empresas también hay una especie de fatalismo. Cuando se habla con responsables te dicen que esto es lo que hay. Pienso que el asunto de la educación no es que implique un reflejo dentro de las empresas, sino que realmente se están mimetizando los comportamientos, porque socialmente estamos creando un tipo de persona en la que se fomenta la eterna adolescencia. Es el nuevo Peter Pan. Yo creyendo que Nunca Jamás era la ínsula de Barataria y resulta que cada vez más ciudadanos se trasladan a ese barrio.

hagetmau dijo...

No creo tanto que sean blanditos como que les queramos acoplar a una coherencia que nos hemos inventado nosotros mismos y que damos por verdad absoluta y que a la hora de la verdad tiene muchas carencias..., seguramente tienen una voz propia que no se atreven a sacar porque son el escalón más bajo y que muy probablemente nos sacaría los colores...

Víbora dijo...

JC ha puesto en juego un concepto que, por un momento, me ha chocado: "educar con libertad"
Creo que educar es, precisamente, enseñar a utilizar la libertad y no magnificarla hasta el punto de que se obvie la libertad de los demás.
Actualmente eso de LIBERTAD se ha engrandecido tanto que se da por suipuesto que libertad es no tener ataduras ni obligaciones ni deberes. Pues no, libertad es elegir tus propias ataduras y obligaciones, elegirlas uno mismo conscientemente para cumplir con ellas.
Creo que éste es parte del problema.

Senior Manager: dijo...

Hola Cebolla:
Efectivamente el exceso de libertad podría ser parte del problema, un poco de disciplina y de llamado de atención a tiempo podría ser el comienzo del cambio.

Hola J. C. Fernández:
Bienvenido al debate…Esa expresión …” esto es lo que hay” es de lo peor que ha acuñado este país, es una especie de conformismo barato que no deja espacio para el crecimiento dentro de las empresas… Por otro lado, el efecto Peter Pan estará con nosotros un tiempo más mientras los jóvenes sigan dentro de esa cáscara invisible que los aleja de la realidad de la sociedad en la que vivimos

Hola hagetmau:
Es cierto que existen carencias sociales como las que señalas, pero no hay que olvidar que la verdad absoluta esta más cerca de la realidad en la que vivimos y es precisamente esa realidad la que los jóvenes prefieren no aceptar.

Hola víbora:
La palabra libertad siempre ha sido, según mi opinión, un término subjetivo, pues se presta a muchas interpretaciones y en este tema esta claro que tanto el exceso como la carencia de libertades son partes también del problema.

hagetmau dijo...

Lo que quiero decir es que la realidad que damos por verdad absoluta está sustentada por tópicos que tampoco podemos creernos nosotros mismos...( en la situación que he vivido yo con el profesorado la reacción del profesor ante un determinado problema con cualquier alumno no respondía tanto a la magnitud del problema como al caracter del profesor, por lo mismo que uno humillaba gratuitamente, otro demostraba firmeza y lo que un día les parecía bueno al otro malo... supongo que esta arbitrariedad de comportamientos es la que tendríamos nosotros si nuestro poder se convierte en incuestionable y en verdad absoluta, claro ahora hay que lidiar con otros personajes que se creen la perfección en la educación de los hijos que se llaman padres y que ponen la mano en el fuego a que sus hijos son los más buenos y listos... pero de verdad que creo que es mejor como está ahora...
Y tampoco podemos echar culpa solo al entorno de la escuela... y la televisión, libros... son viables programas hoy como "Mas vale prevenir", "Vivir cada día"? puede que les haya pero la TV busca audiencias y sabe crear adiciones y si hay esos programas al final instintivamente cambiamos... La pequeña pandilla y la Familia Monster eran series de los 40's... ahora veinte años después sería increible que aceptaramos ver un programa hecho en 1980... Es una TV de usar y tirar... y casi me atrevo a decir que de lo más presentable que hay es GH (no lo que le rodea) en el sentido de que puede ser un avance ver como se desenvuelven personas en un entorno de convivencia eliminando poses... me enrollo... no creo que el problema sea la escuela... de hecho,si le hay... creo que es el problema más insignificante... pero resulta tópico tirar de ello y que si los niños no aprenden con la ESO...

Encuentra trabajo en cualquier país, provincia o ciudad con este buscador