En éste blog encontrarás consejos, opiniones, respuestas y experiencias útiles sobre temas de: Empresa, Empleados, Liderazgo, RRHH, Gestión y Comunicación...Todo dentro de un ámbito abierto a la Web 2.0

jueves, 12 de junio de 2008

Lo que las empresas no esperaban sobre la “Generación Y” (parte II)

Es cierto que en este blog se ha expuesto mi versión analítica y personal sobre el tema de las diferencias generacionales en las empresas, haciendo clara referencia a la parte más negativa de la denominada “Generación Y”.

No obstante es menester aclarar que mi intención no era (ni es) la de crear antagonismos ni mucho menos atacar a los que se sienten parte de esta generación, sino todo lo contrario.

La intención del post es la de crear precisamente los espacios necesarios para que confluyan las ideas y se encuentren en un solo lugar, con el objeto de tocar la conciencia de las diferentes generaciones que actualmente conviven en las empresas, para buscar los mecanismos que les puedan ayudar a trabajar en armonía y en beneficio de todos.

Como podrán corroborar por vosotros mismos, se ha generado un intenso, pero a la vez sano e interesante debate, dentro de los comentarios del post anterior; en donde algunos de los participantes han estado en concordancia con mi línea de pensamiento y en donde otros han expuesto sus planteamientos en contra de la idea original plasmada a lo largo del post. Por lo que considero que he conseguido mi objetivo al publicar dicho artículo.

Sigue leyendo...



Sin intención de retractarme (me reafirmo y lo dicho, dicho está). Deseo también aclarar que jamás compartiré la opinión de algunas minorías que se dedican a comprobar cuál generación es mejor que la otra, pues considero que al igual que todas las personas, cualquiera de nosotros (independientemente de la edad) tiene habilidades y destrezas que lo caracterizan, así como defectos y virtudes que nos hacen “naturalmente” diferentes sin que necesariamente implique una segregación por colectivo. Por lo que nunca he pensado (por descontado) que alguna generación haya sido, sea o vaya a ser mejor que la otra.

Por lo que tampoco sería justo establecer en las empresas niveles ni estructuras generacionales buscando diferencias estériles e inútiles. Más bien habría que centrarnos en buscar los lazos necesarios que contribuyan a tender puentes y a unir habilidades que luego puedan ser utilizadas en función del bien común de la empresa, que se traducirán luego en productividad y más beneficios para todos los empleados.

Así que, en una especie de continuación del artículo anterior y como reflexión del futuro que nos espera. Les dejaré con una pregunta que seguro les dará qué pensar en relación a estos jóvenes pertenecientes a la "Generación Y".

¿Cómo enfrentará esta generación (por favor imagínenselos) de pantalones caídos, auriculares del MP3 pegados al oído, de carácter rebelde y tono desafiante las próximas crisis que se avecinan?

Es inevitable que pasen en breve a convertirse en los ejecutivos, gerentes, gobernantes y líderes en general, que por su puesto llevarán las riendas de las empresas en las que ahora mismo nos encontramos trabajando (y también de la sociedad en la que estamos inmersos). Muy pronto muchos de nosotros (algunos más tarde otros más temprano), nos estaremos retirando para dejar cabida a las generaciones emergentes, por lo que estará sus manos (hablo de la "Generación Y") tomar nuestras posiciones de responsabilidad a manera de relevo.

Como no tengo una respuesta convincente para despejar mis dudas pero si los sabios consejos de Pilar Jericó (gracias Pilar) cuando apunta que:

“Las empresas han de entenderlos, no cambiarlos.”

He decidido por propia convicción elaborar un pequeño plan de acción (llámenlo de bolsillo) que por cierto elaboré en un taxi mientras iba al aeropuerto, tal como hizo Sebastián. A ver si con esto puedo contribuir a entenderlos en lugar de tratar de cambiarlos, pues entiendo y comparto que es el mejor camino para llegar a un entendimiento mútuo.

Plan de bolsillo para empresas preocupadas por el cambio generacional.

- Mentoring: Se ha de formalizar un plan, en donde se delegue a personas clave dentro de la empresa con buenos conocimientos y experiencia, la responsabilidad de convertirse en mentores de jóvenes aventajados que muestren el mínimo de compromiso por la empresa.

- Networking: El establecimiento y mantenimiento de contactos con fuentes de posibles candidatos es crucial para mantener fresca y surtida la empresa en materia de RRHH.

- Formación interna: Ya sea para desarrollar a futuros líderes o para mejorar las deficiencias académicas que traen los recién llegados, un buen plan de formación, no sólo aumentara los conocimientos en general, sino que trae consigo un efecto de lealtad que permanece en los empleados por mucho tiempo.

- Capacitación interna: La formación técnica es fundamental para la innovación, la creación de nuevos conceptos y para los procesos de reingeniería.

- Talento: La identificación, retención y luego la continua búsqueda por el talento, es una de las premisas a cumplir para tener éxito en el futuro. La generación Y es la menos comprometida, por lo que será un reto mantener el talento dentro de la empresa.

- Desarrollo: Creación de nuevos puestos de trabajo, planes de carrera, aspiraciones y metas cumplidas. Hay que crear el ambiente propicio para que los más jóvenes consideren dar su mejor aporte por la empresa.

- Innovación: Nuevos departamentos, nuevos proyectos, núcleos de creatividad. El ambiente de trabajo debe reflejar el espíritu de los jóvenes que buscan abrir un nuevo presente.

- Beneficios: Buen ambiente de trabajo, herramientas tecnológicas avanzadas, uso ilimitado de Internet. Una predisposición hacia una empresa más abierta colaborará en la motivación para emprender nuevos proyectos.

- Conciliación: Horarios más flexibles, racionalización del tiempo en la empresa, teletrabajo. Es el futuro afrontémoslo ¿por qué no obtenerlo hoy?

- Rotación: Evitarla a toda costa o reducirla a sus niveles mínimos. Siguiendo la mayoría de los pasos anteriores será fácil conseguirlo.


Es muy posible que existan razones para pensar que no hay por qué preocuparse, ya que cada generación viene arrastrando sus propios problemas y hasta ahora todas han sabido y podido enfrentar el mundo que les tocó vivir. No obstante, también hay que considerar que el mundo ya no es la fuente segura de sustento que era unas décadas atrás. Problemas como el calentamiento global y la búsqueda de nuevas fuentes de energía aumentarán por mil los problemas económicos y sociales que hemos venido experimentando desde que la humanidad se conformó en sociedades económicas autónomas y diferenciadas. Ya no estamos en el mar de tranquilidad por lo que pronto comenzarán las tormentas… ¿Están los futuros capitanes de los barcos listos para lo que se avecina?


Les dejo con los comentarios que más me llamaron la atención por su contenido, frescura y originalidad.

Avelino:

Creo que la generación "Y" se enfrenta a una tendencia decreciente en cuanto a derechos laborales y sociales. Hasta ahora todas las generaciones habían ido consiguiendo mejoras, salariales, sociales, etc. pero ahora se ha iniciado el camino inverso y la generación "Y" tendrá que vivir en esta nueva situación.

Dat:

Simplemente, no creo que esta generación no será mucho peor que cualquier otra y sí, también habrá grandes empresarios, escritores, pintores, defensores de los derechos humanos...

María:

Este es un magnífico post, tan magnífico que requeriría de una profundidad psicosociológica que excede con mucho el ámbito de un blog.

Por fin es lunes

A sus edades, hace un siglo los había que habían publicado libros enteros de filosofía y literatura y se estaban posicionando en el mundo.

Leo borj:

Me produce inquietud el carecer de un marco conceptual con el que abordar el futuro inmersos en población activa mayoritariamente "Y".

Café con leche:

En fin, creo mas bien que el concepto de compromiso y responsabilidad va con la persona y sus valores, no con una generación.

Félix:

Lo que es claro es que hay que conocerlos bien para poder constatar cuáles son las mejores fórmulas para que se sientan conformes en las empresas y desarrollen sus capacidades.

Alfredus:

Mi sobrino es así: "Y" 100%.

Juan:

En mi empresa constantemente entran nuevos trabajadores de la generación Y. Son personas en su gran mayoría poco conformistas que quieren correr en la empresa antes de comenzar a andar en la misma.

Anónimo:

Nosotros vemos como las empresas no se comprometen con nosotros. Vemos cómo las empresas sólo nos muestran la zanahoria y la apartarán cuando quieran, y estamos cabreados.

Roberto:

Los principales defectos que les encuentro es su poca capacidad de sacrificio y el abuso de la ley del mínimo esfuerzo.

José Luis:

De muchas de las características que veo de la "generación Y" denoto totalmente lo contrario, es decir, falta total de comunicación con su entorno.

Jaime:

Aunque esto de ser manipulados tampoco les importa mucho mientras no les toquen su status.


Gracias a todos por vuestra participación

SM


Technorati reactions Technorati icon Menéame!Copame!Enchílame!

15 comentarios:

Jordi dijo...

"La publicidad nos hace desear coches y ropas, tenemos empleos que odiamos para comprar mierda que no necesitamos. Somos los hijos malditos de la historia, desarraigados y sin objetivos. No hemos sufrido una gran guerra, ni una depresión. Nuestra guerra es la guerra espiritual, nuestra gran depresión es nuestra vida. Crecimos con la televisión que nos hizo creer que algún día seriamos millonarios, dioses del cine o estrellas del rock, pero no lo seremos y poco a poco nos hemos dado cuenta y estamos, muy, muy cabreados."

Cryptosoft dijo...

Creo que la generación Y esta muy cabreada muy cansada de escuchar las grandes luchas sociales de sus padres lo mucho que ellos , la generacion anterior ,lucho para darles todo lo que tienen que se les reproche su falta de interes ,su pasotismo , su poca implicacion. Cuando ellos tienen otras guerras.

¿Como integrarlos en nuestras empresas de hoy en dia?
personalmente creo que la generacion anterior se ha quedado en unos modelos de gestion que no sirven para esta generacion es como querer introducir una figura circular en un espacio cuadrado y sorprenderse de que no entre.

Posiblemente veamos muchos cambios en la forma de gestionar y dirigir las empresas

eKaizen dijo...

Es un tema complejo pero interesante. En cierta medida se puede decir que convivo con un grupo de 12 "Y". No se puede generalizar, en ningún modo.
Los hay muy preparados, trabajadore, vagos, inteligentes, es una muestra variada.
Lo que si noto es lo de la ley del mínimo esfuerzo y su poco compromiso, parece que nada es importante.
Pero soy optimista, creo que esta es una "enfermedad" que se cura con los años y la responsabilidad; todo llega.
Cierto es que las empresas tendrán que cambiar para adaptarse poco a poco a estos nuevos trabajadores; pero la gestión empresarial es algo muy vivo y que tiene que estar en constante evolución. Se solucionará.
Un saludo

McCormick dijo...

Hay Generaciones Y, o X o Z porque existen empresas A o B o C. La gente cambia y algunas empresas siguen sin plantearse su apellido. En realidad ni lo saben, se ocultan bajo los tópicos de moda, ahora es el talento, y a correr. Todavía andan hablando de integración, como si el problema fuera de "ellos", de la gente que llega. Veo penoso también que éste, como otros falsos debates, estén alimentados por los mercachifles de RRHH de siempre, los de las recetas de siempre con distinto nombre comercial. Saben que sí hay empresas para las que la generación Y no es un problema sino un anécdota. Ahí está Google y otras que no tienen problema de atracción ni retención del talento. A los mercachifles no les interesa que sus grandes clientes cambien por dentro. Con acciones epidérmicas, grandes discursos defensivos y muchas relaciones públicas consiguen cubrir sus objetivos comerciales del año y aseguran los del próximo cambiando la primera página de sus powerpoints. Y para acabar, a lo mejor todo es más fácil. Los jóvenes no son tontos. Menos comunicación y propaganda y más diálogo. De la empresa que comunica a la empresa que dialoga. Otra etiqueta para ponerla de moda. Ciao

hagetmau dijo...

Yo no creo que sean irresponsables, sino que tienen otra escala de valores...A día de hoy, si tengo un problema en la calle... yo, personalmente confiaría más en un "Y"
No me parece una generación materialista... simplemente reclaman que se les respete, en algún post ya lo ha dicho alguien, no hay una concepción tan sumisa al trabajo, ya no se asume éste como aquel mal necesario que nos da de comer...porque muchos podemos vivir sin trabajar, estas generaciones que presumen de trabajo y de responsabilidad, he visto como de repente se les evapora esta cuando esa responsabilidad no entra en su bolsillo...de acuerdo totalmente con crytosoft ... yo creo que lo que quieren es encontrar formas redondas o cuadradas en las que encajen...la verdadera irresponsabilidad creo que es esa tratar de meterles a presión y encima criticarles por no tener esa forma

Maria dijo...

Este tema me ha recordado aquel que tuvimos sobre la educación que terminó abarcando varios blogs cuando se reiteró que los jóvenes dependen de la educación recibida de los padres. Con este nuevo post creo entender que debe continuar en la empresa pues a fin de cuentas, sin querer ser reduccionista, el conocimiento se transmite de generación en generación y de ahí se derivará la experiencia.

Jaime Cuesta dijo...

¿a uno de la generación Y le llenaría de orgullo y satisfacción que SM le citase en su blog? A mi sí. Gracias SM.

Por cierto 100% de acuerdo con que las empresas se adaptarán en un futuro a ellos. Si mi padre volviese a Currar querría su secretaria, el ordenador no estaría en la posicuón central de la mesa y lo de los bonus y la evaluación del desempeño no. lo conseguiría entender

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Excelente post, me acuerda de una situación que se vive en este momento en una importante transnacional en San José de Costa Rica.

El gerente general un hombre de sesenta años, patán, soberbio y inalcanzable, con una rotación de personal altísima, por su manera de manejar y tomar decisiones en la empresa.

Los jóvenes se van aunque sean excelentes profesionales, ya que el gerente no le reconoce ningún merito a nadie, y hace que busquen otros trabajos.

Ayer le renuncio una de las personas mas importantes en la empresa, ya que lleva un proyecto de maquinas a un año, y es la que maneja toda la información.

Al grado que el lunes sale una persona rumbo a EU para informar de primera mano el caos que se viene hacia la empresa ante la actitud de este gerente.

Sé que las diferencias generacionales no tiene nada que ver con las actitudes personales, pero creo que en este caso hay un divorcio total, generacional, profesional, y de humanidad, ya que nadie vale nada, ni nadie hace falta en la empresa y creo que eso es un gran error.

Excelente post, creo que cada generación puede aportar la experiencia y lo nuevo.
Saludos

José Luis del Campo Villares dijo...

Buenas amigo de nuevo.

Pues yo cada vez que leo más sobre la generación Y más convencido me hayo de que aquí hay un problema generacional complicado de superar y por lo tanto como opina tambien un visitante más arriba, no va a quedar más remedio que adaptarse su entorno a sus perfiles laborales,porque a fin de cuentas buscas la generación de un buen clima laboral y que permita aprovechar al máximo los "know how" de tu equipo humano. Será mejor adaptar las estructuras que intentar cambiar a una generación que por su perfil tendría que ser la dirigente. Tambien debemos de analizar si nos compensa este cambio.

Un saludo

PD: Con respectoi al artículo de mi blog, pareces un gallego respondiendo "depende".
Como siempre tus reflexiones me parecen correctísimas. Yo tambien consideré y utilicé herramientas de coaching en la sesión para que pudieses como equipo determinar los beneficios y perjuicios de no actuar como equipo. De aquí deberián extrapolar sus conocimientos a sus equipos de trabajo diarios. Pero esto no es lo que querían los alumnos.

La verdad la has tocado claramente: "Si la empresa se hubiese gastado unos euros en analizar las necesidades formativas de sus empleados, no se hubiese metido en este disyuntiva". Pero prefirieron obtener formación buena pero no la demandado por sus empleados , aún encima subvencionada por fondos europeos y no pongo el precio por hora para que no os riáis. Más tontos serían sino quisiesen sesiones de coaching para sus empleados gratis al ser subvencionadas en formato de curso.

Un saludo

Jose Miguel Bolivar dijo...

Como ya se ha comentado, ninguna generalización es buena. Puede que sea cierto que sean menos comprometidos con la empresa que generaciones anteriores pero a lo mejor son mucho más comprometidos con su familia, sus amigos o el medio ambiente.

Como dice Pilar Jericó, el compromiso nace de la libertad , se construye y se apoya en la confianza y la coherencia.

A lo mejor una de las razones por las que la generación "Y" está menos comprometida con la empresa es porque las empresas cada vez están menos comprometidas con sus empleados. No de palabra, que ahí estamos todos comprometidos, sino de hecho.

Y no digo esto como crítica. Seguramente haya razones más que justificadas para ello (o no), pero lo que es evidente es que resulta poco coherente reclamar un compromiso que no ejercemos...

Comentaba alguien el caso de Google, que viene a demostrar que es compatible invertir en talento y tener excelentes resultados.

No soy un experto pero a lo mejor va haciendo falta un cambio de paradigma...

JM

Eric dijo...

creo que estamos mirando a una generación que se sienten, hmm, malentendidos...?

no hemos vista una generación que consume tanta comunicación pero a la vez creandola Un diferencia muy grande comparado con generaciones anteriores que solamente consumimos.

Ahora estamos hablando de un nivel de creación (que creo) nunca hemos visto antes.

Tengo muchas ganas de ver que pasará con los "y" y estoy convencido de que lo están más preparados que ningún otra.

Lo que tienen que evitar es la multitarea, más que nunca es importante enseñar el arte del enfoque

My two cents :-)

PD, muy buenas los dos últimos artículos.

Senior Manager dijo...

Hola Jordi:
Cito: "Nuestra guerra es la guerra espiritual, nuestra gran depresión es nuestra vida" ...Fin de la cita...Con estas dos frases se podría definir a la mayor parte de la generación "Y"...Gracias por participar.

Hola cryptosoft:
Todos estamos molestos, los "Y" por las culpas que les achacan sus padres y el resto d egeneraciones por causas similares. Es cierto que venedrán cambios, a mí lo que me preocupa es cómo los va a enfrentar la "Y", ya que puede que quieran quieran introducir un espacio cuadrado en una figura circular.

Hola Ekaizen:
Espero que la "enfermedad", como la llamas, se cure pronto, antes de que nos contagie a todos.

Hola mccormick:
Es cierto lo que dices de Google, pero lamentablemente es el único ejemplo viviente, por algo será. Contigo estoy de acuerdo en lo de menos comunicación y propaganda y más diálogo.

Hola hagetmau:
Es bueno encontrar opiniones desde todos los ángulos, yo tampoco creo que todos sean irresponsable, sólo la gran mayoría.

Hola María:
Pues si, estos temas se asemejan y a mi me afectan mucho por que los vivo a diario...Nada más cierto que el conocimiento se transmite de generación en generación...

Hola Jaime:
La verdad es que no queda más remedio sino adaptarse. Gracias a ti por participar.

Hola Roy:
Gracias por contarnos tu anécdota, pues evidencia que en todas las generaciones hay buenos y también malos.

Hola José Luis:
Lo que nos queda es adaptarnos, tal como dices...pero a qué precio.

Hola José Miguel:
es cierto que hay empresas como las que mencionas, pero también hay jóvenes "Y" que aún dentro de empresas comprometidas no se comprometen, entonces es una excusa.

Hola Eric:
Creo que esa es la frase, "mal entendidos". El problema es que tampoco dan muestras de hacerse entender.

José Luis del Campo Villares dijo...

El precio amigo dependerá de lo que cada empresa esté dispuesta a savcrificar por obtener su objetivo grupal. Yo creo que por unos buenos níumeros, un empresario agresivo sacrifica lo que sea, con lo que eya con esta idea nos acercamos hacia la generación Y.

Un saludo amigo

Senior Manager dijo...

Hola José Luis:
Entonces el sacrificio es la clave. Espero que haya empresarios con capacidad de sacrificio suficiente como para abordar el problema positivamente.
Saludos
SM

Pilar Jerico dijo...

Gracias por tu alusión a mi comentario.
Creo en la integración del potencial de las personas y me ha encantado el manual que propones. Estoy segura que más de un joven (y empresa) estaría mejor si se aplicara en el día a día.
Un saludo

Encuentra trabajo en cualquier país, provincia o ciudad con este buscador