En éste blog encontrarás consejos, opiniones, respuestas y experiencias útiles sobre temas de: Empresa, Empleados, Liderazgo, RRHH, Gestión y Comunicación...Todo dentro de un ámbito abierto a la Web 2.0

domingo, 10 de agosto de 2008

Volver al trabajo después de las vacaciones ¡Prepárate desde ya!

¿Deseas volver al trabajo lleno de energías positivas y con la satisfacción de haber disfrutado de tu tiempo libre?

¿Quieres evitar esa sensación de cansancio y estrés inicial que han denominado como “síndrome de estrés post-vacacional”?

Para muchas personas volver al trabajo es un verdadero trauma que han de superar año tras año, pues siempre han asociado las vacaciones a la felicidad, mientras que han seguido considerando la vuelta al trabajo como una situación incómoda e incluso triste.

Independientemente de si decidiste irte a la playa, a otro país o quedarte en tu ciudad, has de saber que con un poco de planificación, optimismo y sentido común, podemos hacer que la vuelta a la rutina no represente un reto cuesta arriba, así que no desesperes, pues esta inevitable transición no ha de representar un trauma para tu vida.

Lo primero es aceptar que las vacaciones terminarán invariablemente y de que tarde o temprano tendrás que volver al trabajo. Así que te propongo una serie de interesantes consejos para que tu vuelta al trabajo sea tan agradable que casi te resultará imperceptible.

Sigue leyendo...



Consejos para los que aún están trabajando y a punto de irse de vacaciones.

- Para que no te afecte el síndrome pre-vacacional... Deja el portátil ó lap-top en la oficina y si tienes móvil asignado del trabajo, déjalo apagado en cualquier lugar... menos contigo.

Precisamente las vacaciones son para alejarse de la rutina y para dejar la mente ocupada en otras actividades. Si sigues pendiente de tu trabajo nunca llegarás a encontrar el estado de relajación necesario para un verdadero descanso.

- Escribe una lista de las cosas que requerirán de tu atención a la vuelta y auto envíatela por correo electrónico de forma que sea lo primero que veas al volver. Eso ayudará a tu memoria a ponerse al día con las cosas importantes que dejaste pendientes.

- Intenta dividir las vacaciones en al menos dos períodos y de planificar el regreso con al menos un par de días de anticipación buscando habituarte a tu horario normal de rutina laboral o doméstico.

- Toma conciencia desde ya de que algún día has de regresar y de que la vuelta al trabajo es inminente.

- No te vayas con la idea de que las vacaciones son la solución a todos tus problemas, pues no lo son, más bien podrían convertirse en un problema si te vas pensando así.


Consejos para los que están en plenas vacaciones o a punto de volver.

- No revises tus correos ni escuches tus mensajes de voz, pues nunca llegarás a desconectar. Una de las principales razones por las que las personas no regresan realmente relajadas de sus vacaciones es que muchas empresas proveen a su personal con BlackBerries, portátiles y otros elementos tecnológicos que los “obligan” a estar conectados en todo momento. Si ese es tu caso, limita el uso de estos aparatos al mínimo, ya que de otra forma nunca serán vacaciones de verdad.

- Cuando regreses seguro que tendrás que ponerte al día sobre un montón de asuntos… ¡¡Pues no hay problema!! …Esto es inevitable y si lo asumes con entusiasmo, sin preocuparte anticipadamente y sin sentirte culpable ni estresado, podrás llegar a tu trabajo consciente de que las cosas son así y de que tu ritmo será diferente durante algunos días.

- No hay razón para preocuparse desde ahora si ya sabes de antemano que tendrás decenas de correos electrónicos y mensajes que te estás esperando, así como otras muchas tareas por hacer que requieren tu atención, pues desde donde estás no puedes hacer nada. Por lo tanto olvídate de lo que te espera y disfruta de tu tiempo fuera del trabajo, ya lidiarás con lo que sea cuando llegue el momento.

- Míralo de esta forma: Si dejas tú puesto de trabajo durante un par de semanas (o más) y cuando regresas no hay nada por hacer, entonces es que no te necesitan. Así que alégrate de que a la vuelta será necesaria tu presencia para que la empresa funcione. Además, aunque te preocupes desde ahora no podrás hacer nada por resolverlo, así que mejor no preocuparse.

- Evita volver de vacaciones el día anterior a tu vuelta al trabajo, en realidad no pierdes un día de vacaciones sino que ganas un día de verdadero descanso y reajuste. Es muy difícil pasar de estar sentado un día frente a la piscina y al siguiente frente a la pantalla, así que trata de crear un día de transición entre las vacaciones y el trabajo. Te sentirás mucho mejor ese “primer día”, pues ya habrás experimentado muchos ajustes en tu hogar de horario, alimentación y rutinas domésticas, que harán tu vuelta más tranquila.

- Es importante que durante tus vacaciones pienses y reflexiones sobre lo que haces en la vida y sobre lo que te hace feliz. Es posible que te des cuenta de que no estás haciendo lo que te gusta y puedas aprovechar la oportunidad para tomar una decisión y re-plantear tu futuro y tus objetivos en función de tu bienestar.

- Si ocupas una posición de responsabilidad en la empresa, si gestionas personas o eres el propietario, es muy probable que estés “obligado” a no desconectar totalmente, entonces disfruta de tus vacaciones intercalando un breve espacio en la semana para revisar asuntos laborales inevitables, lo cual te facilitará gestionar con calma cualquier tema urgente a la vuelta.

Si es inevitable que estés conectado a tu trabajo, pues fija un momento del día o la semana para revisar tus asuntos y respétalo, ya que de otra forma no lograrás vacacionar nunca y perderás tu calidad de vida.

Tips:

- Estando fuera, compra algún souvenir para tus compañeros, jefes o subalternos, será un detalle que nunca olvidarán y te ayudará a conectar de inmediato con ellos apenas llegar.

- No dilapides tu paga extra, recuerda que la economía mundial está en un proceso de desaceleración que podría afectarte en los próximos meses, sé precabido y vigila tus gastos. - Deja al menos a alguien del trabajo la dirección y el teléfono de donde estarás, aunque sea en el exterior, nunca se sabe para qué podrían necesitar contactarte en un momento dado.

- En mi caso y durante las vacaciones, me tomo un día a la semana para ir leyendo los correos y comenzar a eliminar o guardar, limpiando de esta forma mi bandeja de entrada; con lo que a mi regreso, sólo tendré que ocuparme de los asuntos que requieren mi mayor atención por su importancia. Este proceso no me lleva más de ½ hora y al hacerlo me deshago del 90% de mis correos no leídos.


Consejos para los que acaban de regresar de vacaciones y están leyendo este post desde sus lugares de trabajo.

- A menos que tengas algún asunto de mucha urgencia, trata de pasar las primeras dos horas refrescando tu memoria pero sin seguir ningún parámetro sistemático. No fuerces a la rutina y permite que vuelva lentamente. Levántate de tu puesto de forma intermitente y charla con algún colega o simplemente extiende el tiempo normal en que acostumbras servirte un café tomando descansos más frecuentes esa primera semana.

- No esperes resolver todo el primer o segundo día… Ni siquiera tus jefes lo esperan, así que controla el ímpetu pues sólo creará un estrés innecesario. Podrás ir acometiendo las tareas pendientes de forma más eficiente si lo haces con calma. Así que te aconsejo evitar la sobrecarga de trabajo los primeros días. Es decir, debemos tratar de incorporarnos poco a poco para aclimatarnos de forma pausada y ordenada a la rutina.

- Desactiva el “out of office”… La mayoría de las personas se olvida de que lo tienen activo al regresar y suele crear confusión sobre tu presencia.

- Hazle saber a las personas con las que tratas en tu trabajo que acabas de regresar de vacaciones de la forma más cordial y educada posible. Deja claro que les responderás en la medida de tus posibilidades y haz uso de tu derecho a la igualdad.

- Controla la cafeína… El exceso de café o bebidas de cola es típico en los retornantes, no abuses de sus propiedades pues se convertirán en contraproducentes. Equilibra tu alimentación y hazla más ligera, tu cuerpo te lo agradecerá.

- Revisa tus e-mails y mensajes de voz al tiempo que haces una lista de las prioridades. Listar es la mejor práctica para evitar que olvides gestionar cualquier asunto importante. Dale prioridad a los correos o mensajes de tus jefes.

- Gestiona tus correos electrónicos en orden cronológico inverso… Empieza por el más reciente y termina con los más antiguos, eso te asegurará de no comentar o responder sobre asuntos ya resueltos o en los otros en los que han incluido más información.

- Comienza con las tareas más sencillas… Aunque parezca contradictorio, es mejor comenzar con lo más simple para volver a acostumbrar a la mente y al cuerpo a la rutina de siempre. Así que empieza con lo más fácil o lo que sea que te guste más, una vez hayas retomado tu ritmo normal de trabajo ya podrás enfrentarte a las tareas más duras y complicadas.

- No trabajes más horas para ponerte al día… Es lo primero que se nos ocurre y nos vemos tentados a “quedarnos” para adelantar trabajo pendiente. ¡No lo hagas! Sigue tu horario oficial y concéntrate en lo importante antes que en lo urgente.

- Pide ayuda… Que no te de vergüenza solicitar ayuda a tus jefes y compañeros si fuese necesario. Es perfectamente comprensible que necesites una mano en cualquier asunto crítico que requiera especial atención y/o esfuerzo, sobre todo si es sensible al retraso. De hecho es tu responsabilidad pedir ayuda cuando sea necesario, nadie dudará de tu capacidad si lo haces, pero si cuestionarán tu sentido común si no lo haces.

- Coloca una foto de tus vacaciones cerca… Mantén vivas tus vacaciones colocando la mejor foto como “screensaver”, eso te ayudará a conectar los acontecimientos haciendo que el trabajo y las vacaciones no sean hechos aislados y separados sino más bien continuos y encadenados. Al charlar sobre ellas con tus compañeros, también te proporcionará algunos “breaks” que resultarán beneficiosos para la adaptación.

- Trátate bien y realiza actividades en tu beneficio esos primeros días. Luego del trabajo ve al cine, a un museo o simplemente a tomar un café o un helado con alguien de tu agrado. Acabas de regresar de un periodo en donde buscabas distracción, así que trata de no cortar de golpe esa sensación.

- Si es posible apúntate para realizar algún ejercicio físico o alguna técnica de relajación como el yoga o los masajes. Estos ejercicios calmarán efectivamente nuestras sensaciones de estrés y ansiedad esos primeros días.

- Planea desde ahora tus próximas vacaciones e incluso comienza a negociar y repartir los días con tus compañeros, eso te devolverá la ilusión y te hará sentir mejor sabiendo que ya tienes posibles destinos o planes en mente.

Tips finales:

- Por muy mal que te siente la vuelta al trabajo, no consideres en renunciar a tu empleo sólo por experimentar esa sensación. Espera un tiempo y no tomes medidas apresuradas, es muy posible de que se trate de una sensación temporal.

- Cuando en un momento dado durante esos primeros días te sientas verdaderamente mal. Levántate de tu puesto y respira profundo moviendo la articulación de tus hombros circularmente hasta que te sientas mejor.

- No adoptes conductas agresivas ni pasivas, sino más bien asertivas, pues son las que te permitirán adaptarte de nuevo a tu antiguo ritmo laboral.

- Si luego de una semana, notas que los síntomas post-vacación persisten, no dudes en acudir al médico, pues podría tratarse de una enfermedad (desde depresión hasta un virus contraído en el lugar donde estuviste).


¿Tienes algún consejo útil que aportar?...agrégalo en los comentarios.


Fuentes:

Univisión
Prensa.ugr
positivesharing
shiftingcareers
admin-ezine
ehow
workopolis


Technorati reactions Technorati icon

14 comentarios:

José Luis del Campo Villares dijo...

Buenas amigo.
Gracias ante todo por tus palabras de apoyo en mi blog.

Ya veo que se han acabado o están apunto de ello las vacaciones. Tambien observo que vienes con ganas y con "las pilas cargadas". Eso es vbuena cosa por dos sentidos:
.Por uno porque te has relajado y descansado lo suficiente para venir "cargadisimo".
.Por otro porque en nigún momento has descasado completamente de la actividad blogera y la echabas de menos.

Me dáis envidia los que podéis tener el síndrome post-vacacional porque por desgracia no tengo vacaciones (como yo las entiendo, o sea retribuidas), desde el 2003.
Ya no me acuerdo como son.

Pero bueno siempre hay que ver las cosas desde el punto de vista positivo y como dicen los católicos creyentes y practicantes: "Dios proveerá".

Un saludo y me alegro de tenerte entre nosotros ya.

epampliega dijo...

Parece que se acaban la vacaciones. Bienvenido.

Lastima no haber leído este post hace un mes -cuando yo terminé las mías-. Lo guardaré para el año que viene.

Un saludo y ¡a por ellos! -esto es el síndrome olimpico-

Juan Martínez de Salinas dijo...

Hola SM,

Excelente post una vez más.

Efectivamente las vacaciones son para desconectar totalmente del trabajo para volver plenamente recuperado y con ganas de comenzar con fuerza.

Si tus vacaciones son una continuidad del trabajo mal asunto porque van a repercutir negativamente en tu vida personal.

La vuelta es todo lo dura que uno quiera. Hay que saber dosificarse y tomarse el primer día con filosofía para ponerse al día poco a poco.

Saludos,

Juan Martínez

optimainfinito.com dijo...

Bienvenido de vuelta, SM.

Me ha encantado el post, que me parece excelente, y no puedo estar más de acuerdo con lo que comentas.

Gracias por la referencia a mi post sobre el entusiasmo.

JM

camilo dijo...

Bienvenido Senior Manager!!

Jaime Cuesta dijo...

Trabajo? problemas? telefono? no recuerdo...

Hasta el blog tengo abandonado.

Maria dijo...

Muy buenos consejos, si señor. Ya he pasado el enlace a quienes creo que más necesitan leerlo, especialmente a algunos "jefines" que se pasan tres pueblos cuando sus subordinados estan de vacaciones. Bienvenido y que el nuevo curso te sea propicio.

Senior Manager dijo...

Hola José:
Si, ya las terminé y vengo con las pilas puestas, aunque tendré que desviar energías hacia asuntos de trabajo y dejar el blog medio atendido hasta volver a la normalidad...Siento que no tengas vacaciones retribuidas.

Hola epampliega:
¡Vaya! siento no haberlo publicado antes. Bienvenida tu también.

Hola Juan:
Si, mi inetnción es que la gente desconecte, pero que no se olvide de que hay que volver.

Hola JM:
Gracias y De nada, yo enlazo siempre que algo que me interesó puede relacionarse a mi post, interesante tu artículo..

Hola Camilo:
Gracias

Hola Jaime:
Por ser vacaciones te lo perdonamos, así que espero leerte en Septiembre.

Hola María:
Me dediqué a mencionar lo más básico (a veces entre tanto tumulto lo básico se olvida) si sabes de alguien que necesite consejos personalizados me avisas.

Slds
SM

Yoriento dijo...

Hola SM and friends,

gran recopilación postvacacional¡ ;-) Sigo con mi tesis de que hay que poner menos nombrecitos a los problemas (que si síndrome, que si estrés...) y simplemente aceptar con cierta naturalidad que unos ciclos y unos momentos son mejores que otros, y no separar tan rotundamente trabajo y "vida personal".

Mejor aprovechar cada día para trabajar y vivir, que trabajar y vivir pendientes del día o la estación en que estamos, no? ;-)

Senior Manager dijo...

Hola Yoriento, la verdad es que a mi tampoco me gustan los nombrecitos y creo que lo del síndrome tiene mucho de psicosocial y de predisposición de algunas personas a adquirir lo malo de una situación... Yo creo más en las soluciones internas viendo el problema como una oportunidad y convirtiendo algo que podría ser estresante en algo interesante. De hecho casi ni me afecto haber llegado de vacaciones, un poco de sueño la mañana del pasado lunes y ya el martes estaba como si no hubiera dejado nunca la oficina. Es cuestión de saber llevar las cosas y vivir tal como expones.
Gracias por pasarte, tus comentarios son siempre una invitación a debatir sobre temas interesantes.
Slds
SM

alycie dijo...

Bueno, mis vacaciones, me han cambiado la forma de pensar y llego a la terrible conclusión:
"Voy de vacaciones, luego existo"
que cuando llegue al trabajo, veré si sigo existiendo o no.
Salud de la física, de la psíquica y de la social, que las unas sin las otras, no son del todo salud.

viagra online dijo...

Esta es una de las cosas mas dificiles de la vida laboral, volver al trabajo despues de vacaciones siempre es uno de los pasos mas duros por que tu llegas mas cansado, sin dinero y con deudas o malos ratos encima.

viagra online dijo...

Volver al trabajo después de las vacaciones es de lo peor, no hay duda de ello!

Claudia Ordoñez dijo...

Gracias mil gracias, los tips los pondré en práctica mañana que empiezo en mi trabajo, la verdad amo mi trabajo, porque gracias a él pude tener estas maravillosas vacaciones.

Un abrazo de paz.

Claudia

Encuentra trabajo en cualquier país, provincia o ciudad con este buscador