En éste blog encontrarás consejos, opiniones, respuestas y experiencias útiles sobre temas de: Empresa, Empleados, Liderazgo, RRHH, Gestión y Comunicación...Todo dentro de un ámbito abierto a la Web 2.0

lunes, 22 de octubre de 2007

La inteligencia emocional

Actualmente existe un boom general para implementar cursos de inteligencia emocional en las empresas, se ha descubierto que puede convertirse en una herramienta positiva para incentivar cambios orientados en mejorar la creatividad y el buen ambiente de trabajo.

Hace un par de semanas un ex-compañero me recomendó ahondar más en el tema y así lo hice… Ahora deseo compartirlo con ustedes. Comenzaré refiriéndome a un artículo muy completo que leí en blog.eitb24. Este post abarca casi todo el tema, pero debido a su vocabulario tan técnico (No hard feelings) decidí hacer una adaptación más coloquial incluyendo las posibles aplicaciones que tiene esta teoría en la empresa.

La inteligencia emocional es una forma de interactuar, por así decirlo, con la parte sentimental del individuo (en este caso el empleado). En donde se trata de desarrollar la habilidad de controlar los sentimientos y usarlos en nuestro beneficio, para esto nos basaremos en la teoría de que las personas que puedan controlar sus emociones tendrán más probabilidades de sentirse satisfechas y ser eficaces en su trabajo y en su vida personal (y viceversa).

Sigue leyendo...



La inteligencia emocional es importante en la vida de las personas que trabajan cerca de otras (o con otras), pues dan la capacidad de ser equilibrados en las constantes reacciones emocionales, también nos ayuda a saber controlar las emociones y los sentimientos, nos enseña a conocernos y a auto-motivarnos.

Siguiendo esta teoría se pueden desarrollar habilidades que controlarían nuestros sentimientos e impulsos en situaciones determinadas y al mismo tiempo se podría tener control sobre condiciones mentales positivas como: la empatía, la motivación y la perseverancia.

Siempre con una orientación hacia lo positivo, que creo es lo mejor de esta técnica, los empleados pueden mejorar mucho su creatividad y por ende su productividad y al mismo tiempo convertirse en individuos disciplinados y dispuestos al trabajo y su entorno.

Algo importante, es que la inteligencia emocional se adapta plenamente a las nuevas corrientes empresariales, en donde las evaluaciones de desempeño incluyen la forma en que el trabajador se relaciona con los demás como un factor de peso dentro de los otros parámetros tradicionales de evaluación.

En el caso particular de la empresa en la que trabajo, necesitamos darles herramientas a los empleados para poder conformar con éxito grupos de trabajo y una mejor adaptación a los procesos de cambio.

Siguiendo lo expuesto por esta teoría, las competencias emocionales más relevantes para obtener éxito en la aplicación de esta herramienta caen dentro de lo siguiente:

a. Iniciativa, motivación de logro y adaptabilidad.

b. Influencia, capacidad para liderar equipos y conciencia política.

c. Empatía, confianza en uno mismo y capacidad de alentar el desarrollo de los demás

Lograr controlar estos tres aspectos, dará al empleado la capacidad de ser mejor persona y llevar mejor las relaciones, lo que hará de su vida personal y profesional una mejor experiencia.

El fin es lograr una personalidad madura, con rasgos temperamentales y afectivos orientados al positivismo y al crecimiento de la persona a nivel existencial.

En la Inteligencia emocional, ya no se depende sólo del “corazón” y de los sentimientos, dependeremos también de las capacidades intelectuales superiores del hombre. Así pues, el cerebro primitivo (sistema límbico) deberá supeditarse al cerebro más avanzado (corteza cerebral). Mientras más control tengamos sobre nuestro cerebro y mientras más rápidas sean nuestras conexiones entre el cerebro primitivo y la corteza cerebral, mucha más inteligencia emotiva tendremos.

Para lograr las conexiones necesarias tendremos que crear hábitos positivos sobre las emociones, lo que logrará que nuestras sinapsis sean mejores y más rápidas. En definitiva, desarrollar la inteligencia emocional nos convertirá en mejores personas, y nos ayudará a que los que nos rodean también puedan conseguirlo.

3 comentarios:

amalgamadeletras dijo...

Desde luego, sin lugar a dudas, 'Inteligencia emocional' de Goleman es junto a 'La quinta disciplina' de Senge los libros de cabecera para el manager del siglo XX. Ni 'Wikinomics' ni Covey ni 'el queso' ni 'El arte de la guerra' y muchos otros tienen tanto contenido y soporte teórico y de investigación como esos dos. Y tampoco los menosprecio a estos últimos. Simplemente que son libros divulgadores y, aunque nos iempre aunque sí en bastantes ocasiones, me gustan los libros con más 'chicha'.

Además, debes ser de los pocos afortunados que le encarga la dirección dar cursos de ese tipo. Mi enhorabuena.

amalgamadeletras dijo...

Desde luego, sin lugar a dudas, 'Inteligencia emocional' de Goleman es junto a 'La quinta disciplina' de Senge los libros de cabecera para el manager del siglo XX. Ni 'Wikinomics' ni Covey ni 'el queso' ni 'El arte de la guerra' y muchos otros tienen tanto contenido y soporte teórico y de investigación como esos dos. Y tampoco los menosprecio a estos últimos. Simplemente son libros divulgadores.

Además, debes ser de los pocos afortunados que le encarga la dirección dar cursos de ese tipo. Mi enhorabuena.

Senior Manager: dijo...

amalgamadeletras:
Si la verdad que he tenido suerte, he consultado a colegas en otras empresas y algunos no saben ni de que les estoy hablando...la verdad que todavía faltan algunos años para que este tipo de teorías se materialicen en las grandes empresas...
Yo creo que todos los libros que mencionan deben ser de lectura obligada para cualquiera que pretenda convertirse en líder...no digamos si pretende ser un bue gerente...gracias por tu aporte.

Encuentra trabajo en cualquier país, provincia o ciudad con este buscador