En éste blog encontrarás consejos, opiniones, respuestas y experiencias útiles sobre temas de: Empresa, Empleados, Liderazgo, RRHH, Gestión y Comunicación...Todo dentro de un ámbito abierto a la Web 2.0

lunes, 12 de noviembre de 2007

¡No tengo otra cariño!...llego tarde a casa porque soy "workcoholic"

En un artículo reciente de "La Vanguardia"…Se afirmaba que las tensiones provocadas por el trabajo están entre las cinco primeras causas de los conflictos de pareja. El caso más extremo es el de los “adictos” al trabajo, conocidos como workcoholic (en su mayoría hombres), con jornadas laborales auto-impuestas de más de 56 horas a la semana; viven en un distanciamiento constante de su cónyuge y con una alta tasa de divorcio.

El aumento de contratos precarios, empleos de noche o fin de semana y la creciente cultura empresarial, que mira mal al primero que se va aunque haya acabado su horario (vean el post de por fin es lunes), ha aumentado los problemas sociales derivados del trabajo.

Hace unos años cuando los hombres asumían en exclusiva la obligación de procurar los ingresos, los adictos al trabajo tenían cierto respaldo social, pero hoy en día las cosas han cambiado y el exceso de trabajo (por gusto) ya es considerado patológico por cómo afecta a las parejas y a otros aspectos sociales del individuo creando confusión y cierta falta de sentimientos positivos hacia el cónyuge.

Los adictos reciben menos apoyo social que quienes sufren otros problema relacionados al trabajo como: mobbing o el síndrome de burnout.

Sigue leyendo...



El turno de tarde causa los mayores problemas en una relación, pues es difícil coincidir en casa y tras el cansancio de la jornada, lo menos que les apetece a los adictos es dedicar tiempo a la pareja o a la familia.

Un artículo también reciente del diaro “La Flecha” refleja ciertos datos interesantes relacionados con el tema:.

- Una encuesta sobre trabajos de alta presión realizada desde Tokio y Hong Kong a Londres y Nueva York reveló lo adictos al trabajo que pueden llegar a ser, incapaces de relajarse a menos que sigan en contacto con su oficina.

- Luxemburgo registró la semana laboral de mayor duración, con una media de 47,6 horas, seguida de Japón e Irlanda.

- Suiza se situó a la cola con tan solo 36,4 horas, según la encuesta realizada por la empresa especializada en la contratación de ejecutivos Robert Half.

- Más de la mitad de los consultados (un 52 por ciento) afirmó haber dedicado más tiempo en los últimos dos años.

- Las dos razones más dadas para justificar el aumento de las horas de trabajo fueron la mayor atribución de responsabilidades y el crecimiento de la compañía.

- Por tanto, ¿cuántas oportunidades tienen los ejecutivos de relajarse en vacaciones? De acuerdo con el estudio, muy pocas. Se consideraron indispensables y confesaron no creer que la oficina pudiese funcionar sin ellos.

- Casi un 40 por ciento de los profesionales de las finanzas consultados en la encuesta reconocieron haberse llevado su portátil o su blackberry a las vacaciones.

- Los europeos fueron, no obstante, los que más se relajaron en sus vacaciones: una abrumadora mayoría de los ejecutivos británicos e irlandeses prefirieron la crema solar en lugar de por el portátil. Pero un 14 por ciento de los encuestados se confesaron incapaces de relajarse a menos que estuviesen en contacto con la oficina.

- Durante los fines de semana y las tardes que pasan en casa, raramente dedican un tiempo completo a la familia.

- "Según aumenta el número de horas de trabajo, los profesionales de las finanzas de todo el mundo se descubren respondiendo a cada vez más correos electrónicos y a cada vez más llamadas durante la tarde", concluyó el estudio.

- Uno de cada tres ejecutivos en todo el mundo trabaja de forma regular durante la tarde. Un doce por ciento reconoce trabajar cada fin de semana.

¿Eres tú uno de estos adictos al trabajo…?

10 comentarios:

Yoriento dijo...

Adictos al trabajo, no sé... Pero el caso es que gran parte del día estamos delante del ordenador. Tal vez tenemos que reflexionar sobre el asunto, no?

Da la impresión de que hay adicciones mejor valoradas que otras, y esta de trabajar mucho tiene buena prensa. Es cierto, de todas formas, que hay tipos de ocupaciones y tareas mucho más motivantes en sí mismos que otras, las nuestras entre ellas. Seguramente no verás muchos albañiles adictos al curro...

Miguel dijo...

Respondiendo a la pregunta: no, para nada.

Pero eso no significa que no esté en contra de esa división artificial entre la vida y el trabajo, como si el trabajo no formase parte de nuestras vidas.

En cualquier caso, el exceso de trabajo (subjetivo u objetivo en términos de horas respecto a una tendencia) indica un fallo en el sistema. No se han dimensionado bien los recursos o la productividad, o se está dando valor a actitudes contraproducentes (el quedarse porque toca).

Si no se es capaz de conseguir unas cuotas de producción y una coordinación (en el caso de mandos) sin echar más horas que las establecidas formalmente o sin estar presente, es que algo falla, y es grave.

Naturalmente, los picos de trabajo existen, el problema es cuando son crónicos.

Senior Manager: dijo...

Hola yoriento:
Naturalmente no creo que haya albañiles en esta categoría, aunque básicamente afecta a todas las personas que trabajan. El trabajar mucho siempre estará mejor visto que no trabajar, menos para la familia del individuo, que verá su trabajo y su adicción como una barrera comunicacional. En contados casos patológicos suelen derivar en rupturas y otros traumas familiares...habrá que preguntarle a algún albañil.

Hola miguel
Por su puesto que el trabajo forma parte de nuestra vida, pero no puede convertirse en un todo que nos asfixie y que aprisione la vida familiar...debe existir una tenue línea que nos indique cuando es necesario dejar las cosas del trabajo atrás y ocuparnos de la familia y de nuestra vida.
Hay sistemas empresariales que predisponen a esta patología, pero son los individuos los que ceden a caer en ella debido a múltiples razones...Un ejemplo son los que trabajan por cuenta propia con más poder de decisión (en teoría) pero que insisten en la adicción...
Gracias por la visita.

amalgamadeletras dijo...

Creo que los work-coholic no existen. Esa manifestación es un síntoma más de otro problema subyacente no necesariamente relacionado con el trabajo y que, o no se ha detectado, o no quiere resolverse o es demasiado engorroso abordarlo. Es un problema de 'desplazamiento de carga' como dice Senge.
A los que sufren 'moqueo' en la nariz porque están acatarrados, ¿se les llama mocosos?

Senior Manager: dijo...

Hola amalgamadeletras
Hummm, perdona que discrepe pero si que existen...Respeto tú opinión y la opinión de Senge y su quinta disciplina, que por cierto me parece algo espesa y más orientada hacia la metafísica), pero si se trata de un patología con tratamiento psicológico y a veces clínico.
No se les llama "mocosos" pues el moqueo es sólo un síntoma, una vez determinada la enfermedad que padece se le otorga el nombre.
Por ejenmplo un síntoma de que sufre "workoholism" es que olvida a su familia mientras está trabajando...Por lo que no creo que el ejemplo del moqueo aplique a este tema... En todo caso el catarro no es una enfermedad como tal sino un virus que ataca al cuerpo y el "workcoholism" ataca la mente como cualquier otra adicción y debe tratarse como tal. Tienes razón en que el "workcoholism" puede ser originado por otros problemas, tal vez no relacionados con el trabajo u otros que no se han detectado por ser demasiado engorrosos, pero la adicción ciertamente se crea independientemente de su origen.

intoku dijo...

En un continuo de Adicto al trabajo= 10 y paso de todo=0, actualmente estoy en un 5, al menos mentalmente. Lo sorprendente es que hace dos años era un 8 aprox!!!

By the way Senior Manager, esto de las definiciones de puestos lo estaba haciendo yo (tanto en el curro como en el posgrado que he cursado) hace cuestión de semanas, si puedo ayudar :)

raizen dijo...

Utilizando una expresión tuya (la leí y me pareció genial) :) y como soy más o menos humana :) creo que todos los excesos producen una ruptura...
En una ocasión me tocó atender a un paciente muy joven, ingeniero de sistemas, en estado catatónico, producto de horas y horas de trabajo ininterrumpido frente al ordenador:[ la esposa decía que apenas comía, porque tenía que terminar un programa, creo que había roto el hilo que lo unía a la realidad. Así que no sólo se afectan las relaciones conyugales, tambien la salud ;)
Me acordé y te lo comento.:)
Saludos

Senior Manager: dijo...

Hola intoku:
Me identifico contigo, casi que estoy en 5 ahora (si no, no pudiera gestionar el blog evidentemente) y hace unos 3-4 años estaba también en un 8.

En relación a la definición del puesto...Bueno, no sé..claro que me vendría bien la ayuda...siempre que no me llegue luego una factura...ja ja. En fin, te explico...Estoy tratando de definir las funciones de un informático que dará asistencia directa a los agentes del customer service e impagados. Esta persona diseñará y creará reportes desde una plataforma access para que los agentes los utilicen para sus estadísticas y orientación del trabajo, también darán soporte técnico puntual sobre los ordenadores (hardware y software), pero dependerá directemente de la gerencia del customer service y no al departamento de sistemas. Espero lo puedas visualizar....By the way, many thanks!!!

Hola Raizen:
Guaoo, ese si que es un caso extremo...me imagino que luego del tratamiento médico, requirió algún otro tratamiento alterno de tipo psicológico... Pobre esposa
Gracias por la anécdota.

jesus dijo...

Hola Senior,

No pretendo ser puntilloso pero se escribe Workaholics.

Puedes verlo en uno de mis post:

http://www.apuntesgestion.com/2007/11/01/workaholics/

Saludos y enhorabuena por el blog,

Senior Manager: dijo...

Hola jesús:
Gracias por la nota, aunque debo acotar que ambas formas son igualmente aceptadas para escribir este término un poco rebuscado. Yo escogí la que se parece más a la palabra inglesa: alcoholic (con "o" en lugar de "a") pues la que he usado siempre...
Por cierto, aunque no existe un manual formal de cortesía en Internet, en caso de encontrar algún error en cualquier espacio de la web, no se estila mencionarlo, corregirlo ni mucho menos señalarlo en público (como has hecho tú). Lo mejor y más prudente es enviar un e-mail privado al administrador para hacérselo saber...Es lo correcto...De todas formas gracias por la intención de ayudar.
Saludos
SM

Encuentra trabajo en cualquier país, provincia o ciudad con este buscador