En éste blog encontrarás consejos, opiniones, respuestas y experiencias útiles sobre temas de: Empresa, Empleados, Liderazgo, RRHH, Gestión y Comunicación...Todo dentro de un ámbito abierto a la Web 2.0

miércoles, 16 de enero de 2008

Cuando el jefe salta del barco las cosas cambian

¿Por qué cuando llega un nuevo jefe lo primero que hace es decir que no habrá cambios en el personal y en tres meses la mitad del equipo ya son caras nuevas?

¿Es una metodología?
¿Es un estilo de vida?
¿Es condición sine qua non?
¿Alguno de ustedes tiene una respuesta del por qué de este hecho?

He visto también casos de jefes que llevan a su propio equipo a donde quiera que van, así que el trauma es doble al dejar a la antigua empresa sin personal mientras se reestructura la nueva.

Las multinacionales por su misma condición y dinamismo son entes de mucha movilidad empresarial. Como ejemplo, un CEO dura una media de 3-4 años en su puesto hasta que lo trasladan a otro lugar ó país, incluso a veces él mismo se va de la empresa al ser seducido por otra, creando el mismo efecto de remoción y traslado de quienes él o ella considera como “su gente”.

Sigue leyendo...



De acuerdo a un artículo basado en un estudio de la Stanford Business School, (“When the CEO Jumps Ship, Do Others Follow?”) algo así como: ¿Cuando el director salta del barco el resto lo sigue?...Existe un 15% de probabilidad de que “su gente” se vaya de la empresa siguiendo al Director y de un 30% si el sustituto viene de afuera de la empresa, aunque también depende de cuanto tiempo pasó el Director trabajando en la empresa como para crear “raíces” profundas y encantar a su equipo.

Cualquier cambio de jefe crea confusión y si no es bien manejado por la dirección de la empresa puede degenerar en estrés, angustia e incertidumbre para los empleados involucrados. Un cambio de este tipo no pasa desapercibido y los empleados simplemente se enfrentan al riesgo que supone perder su estabilidad en la empresa o su estatus actual. Un nuevo jefe significa que todo podría ser nuevo con lo que habría que comenzar desde el principio, para algunos esto representa un trauma muy fuerte.

Según Mª Carmen Gil, consultora de psicología y profesora de EADA…”Han de pasar su peculiar período de duelo y asumir que ha llegado el fin de una etapa y de una manera de trabajar. Esto les dará la suficiente apertura mental para adaptarse al nuevo jefe”…

Por mi parte pienso que la llegada de un nuevo jefe es más que un obstáculo una oportunidad, se que a veces peco de exceso de positivismo, pero no veo otra forma de afrontarlo. Creo que es mejor aceptar el hecho y asumirlo sin complejos, para entonces poder adaptarme mejor a lo que viene según el proceso normal del cambio en sus diferentes fases.

Negación, Resistencia, Experimentación, Aceptación.

Por otro lado, José Ramón Pin, señala que… “En muchos casos la salida del jefe conllevará a la salida entusiasta de su equipo y se irán con él a la nueva empresa….Hoy en día hay que verse más como un miembro de un equipo que como miembro de una empresa y estar listo a seguir al jefe en su nuevo proyecto”.

Saquen ustedes sus propias conclusiones.

Technorati reactions Technorati icon

16 comentarios:

eKaizen dijo...

En las multinacionales la rotación de personal, a partir de un cierto nivel, es muy, muy alta. Produciéndose cambios de puesto cada 3 ó 4 años, 5 a los sumo. Esto en el caso de que continuen dentro de la misma compañía, si dan el salto a otra el intervalo de tiempos puede variar.
El cambiar de jefe siempre trae incertidumbres, pero al final, es algo que tienes que sobrellevar y ver como una oportunidad ya que la rotación es imparable. Y efectivamente suelen intentar arrastrar a la gente de su equipo en los que más confían. Con lo cual acaban quedando en jaque 2 organizaciones la que sufre la pérdida y la que sufre la llegada.
También tendríamos que hablar de si es positiva esta rotación a tan cortos intervalos de tiempo. Porque tiene sus ventajas, pero ¿qué pasa con la planificación a largo plazo?. ¿Trabajas igual cuando sabes que las consecuencias de tus decisiones vas a sufrirlas tú o las va a sufrir otro?. Son puntos de vista que también habría que analizar.
Saludos :)

Javier llinares dijo...

Hablar de 4-5 años es hablar de una rotación del 20-25 % y si que es elevada, pero en ese periodo de tiempo se pueden hacer, cumplir y demostrar mucho.

Creo que es verdad que los Directivos arrastran personal cuando se van o cuando llegan que es lo mismo, pero no creo que ese arrastre de personal sea tan masivo al menos en España. Se puede ir un Directivo y arrastar a 3-4 o 5 personas y eso no debería ser tan traumático, para ninguna de las 2 compañías.

En cualquier caso, todo lo que se expone es la realidad y si la realidad existe no hay más remedio que adaptarse a ella, lo que significa tomar posturas defensivas y positivistas como las que muestra Manager y que las empresas esten preparadas para este tipo de acontecimientos cuando ocurran.

Ricardo Tribin dijo...

Como siempre brillantes tus conceptos empresariales. Todo cambio trae transformaciones ya que con frecuencia un capitan junta sus propios marineros, al menos en cierta proporcion.

Un abrazo grande!!!

Félix dijo...

A mí me gustaría saber cuáles son las ventajas de tener rotaciones de directivos de 3-4 años.

Senior Manager: dijo...

Hola ekaizen:
Lo mejor es tomarlo tal y como lo séñalas: como una "oportunidad" y verlo de forma positiva. Aunque indudablemente afectará a todos en la empresa.

Hola Javier:
Concuerdo en que 4-5 años es suficiente para hacer hacer muchas cosas, si comparamos, es el mismo período que duran la mayoría de presidentes en los distintos países del mundo.

Hola Ricardo: Quise hacer la analogía del "capitán" pues, no sólo es un tema empresarial sino tam bién de lealtad.

Hola Félix:
la ventaja es simple y estratégica: Las empresas necesitan una constante renovación y son conscientes de ello, por eso necesitan ir cambiando a medida que pasan los años y que mejor que cambiar la cabeza para continuar con el resto.

hagetmau dijo...

Lo del bosque, que muchas veces se ve mejor desde fuera??? Mucho tiempo en un puesto a veces da lugar a comportamientos anquilosantes sin que nos demos cuenta

Félix dijo...

No pienso que para estar actualizadas o renovarse haya que cambiar los directivos. Personas con mente abierta pueden promover cambios, conociendo el entorno y las propias capacidades de la empresa. Por contra, los cambios eliminan la posibilidad de decisiones con rentabilidades a largo o estrategias de supervivencia a medio-largo plazo; también suponen reajustes (como bien dices) y pérdidas de tiempo valioso hasta que se acoplan a la nueva empresa. Desde tu experiencia: ¿no serán quizás más los directivos los interesados en saltar de una empresa a otra, en lugar de las empresas en cambiarlos?

Jorge H Pineda B dijo...

Senior Manager; Esta es la primera vez que entro a su blog y lo encuentro muy interesante. El articulo esta bien documentado y toca uno de los aspectos mas importantes en el manejo de las corporaciones multinacionales y de la administración moderna. No hay duda que la globalización ha exigido que las empresas sean más competitivas. Competencia que viene dada en alguna forma por la capacidad de innovar. Y a su vez la innovación requiere del trabajo en equipo con gran flexibilidad y movilidad. De allí viene la rotación, que es la forma como las empresas se mantienen competitivas e innovadoras. El viejo estilo de estabilidad y lealtad a las empresas ya no funciona en esta economía globalizada.

Senior Manager: dijo...

Hola hagetmau:
Si, muchas veces pasa que cuando un directivo permanece demasiado tiempo en una misma posición puede desarrollar una tendencia hacia el ensimismamiento. No hay nada más peligrosa que la inamovilidad de los CEO.

Hola de nuevo Félix:
Concuerdo parcialmente contigo, ya que el hecho de "saltar" de una empresa a otra realmente si representa una especie de "promoción" entre los directivos. Pero mantengo mi posición en que los cambios son necesarios regularmente para oxigenar a las empresas, no en balde todas las multinacionales llevan esta práctica desde hace mucho tiempo...Si debo aclarar que los 4-5 años de los que hablo representan un promedio, por lo que habrá casos más extensos o más cortos.

Hola Jorge:
Gracias por tu visita y por tus comentarios. El comportamiento empresarial al que te refieres seguirá estando vigente hasta que la tecnología y las nuevas corrientes económicas así lo decidan.

amalgamadeletras dijo...

No es lo mismo la visión que tienes de una compañía desde fuera y antes de incorporarte que una vez metido en faena. Muchas veces, estas contradicciones están basadas en circunstancias, estrategias, tácticas y objetivos que no se mostraban durante los primeros días de trabajo en el nuevo puesto.

Sin embargo, eso no quiere decir que el equipo tenga que cambiar, ya que siempre hay que ponderar la confianza y productividad de una persona de tu antiguo equipo que la fichas frente a los costes que toda baja conlleva pareja. En su día hablé de ese tema en amalgama.

Además, traerte al ex-equipo supone que les haces partícipe del riesgo de fracaso, por muy gurú que seas, al que te enfrentas ante cualquier cambio. Es una decisión para meditar largamente.

Anónimo dijo...

Sine quanum, asi se escribe correctamente el "sin ecuanon" que me horrorizó al comienzo de tu post. Comprendo perfectamente que seas un gerente muy ocupado y que, a veces, no te de tiempo a comprobar la ortografía de los textos que redactas, pero es que vi un par de errores en este último post tuyo que me dejaron los pelos de punta.

O lo que es lo mismo, el contenido de esta página es muy bueno, ¡pena que lo afeen estos pequeños errores!

Senior Manager: dijo...

Hola amalgamadeletras:
Por su puesto que estas decisiones han de meditarse, cualquier cambio de este tipo tomado a la ligera podría ser desastroso para todos los involucrados, de hecho conozco un caso en que salió bastante mal, aunque fue meditado con antelación. En las grandes empresas nada está excento de problemas. Por favor dime en cuál post hablaste del tema, ya que me gustaría leerlo...Gracias

Hola Anónimo:
Gracias por la corrección...es cierto que escribí mal la frase (ya está corregida por cierto), no obstante decidí utilizar la aceptada en castellano por la RAE, en lugar de la latina que propones. Por lo general no reviso la ortografía, ya que considero que escribo bastante bien (modestia aparte) aún así y para este caso, discrepo en que se trate de un error ortográfico. Más bien se trata de un desconocimiento total de mi parte en materia de aforismos...Siento haberte "horrorizado" y haberte hecho poner "los pelos de punta"...

Oak dijo...

Hice un comentario largo y lo publiqué, ahora no lo veo, que pena.
Bueno escribiré de nuevo en otra ocasión

un abrazo

eSadElBlOg dijo...

HELLLPPP!!
Se habla mucho de los jefes y el liderazgo, yo en mi blog cada dos por tres lanzo cuelgo posts deprimentes acerca de mi entorno laboral actual, que parece surrealista y en el que cuesta horrores ser optimista. (A la que notan tal actitud se encargan de machacarla).

Ahora parece que voy a ser incluida en un proceso de selección en otra empresa, el puesto implica dirigir a un equipo de alrededor de entre 10 y 20 personas. No tengo gran experiencia en gestión de equipos pero estoy segura de que puedo hacerlo. A mi favor está que el antiguo responsable ha sido promocionado y yo le reportaría a él así que el cambio no es drástico y quedaría amortiguado durante el período de training y traspaso de funciones. No obstante, teniendo en cuenta que es un equipo multidisciplinar que ya está formado y trabajando juntos y que en algunos ámbitos sin duda son más expertos que yo, me preocupa un poco tener que enfrentarme a esa actitud de rechazo que se crea tan a menudo ante las nuevas personas en las empresas.

Estoy segura que los primeros días, las presentaciones, pedir y dar información y todas esas cosas son la clave para sentar unas bases que permitan una relación correcta. Aparte del sentido común,... creo que unos consejos me vendrían de perlas :). No se si lanzarlo como meme ;)

Senior Manager: dijo...

Hola esadelblog:
Primero que nada “Don´t panic!... No te preocupes por tener que enfrentarte a algo nuevo y mucho menos algo tan motivador como un ascenso. Es natural y humano que sientas miedo, pero es algo pasajero. Simplemente toma la situación como un hecho y adáptate a ella como si ya formara parte de tu vida, eso te ayudará a afrontar mejor el cambio que representa. Por su puesto que estarás algo desubicada los primeros días (es normal), pero nunca dejes de asumir y recordar que eres la jefa y que si te han puesto allí es porque alguien está convencido de que estás preparada para tal responsabilidad. Ve las cosas desde el punto positivo y aprovecha las ventajas que ya tienes en tu favor. Por ejemplo: Se trata de un equipo ya conformado, por lo que no tendrás que lidiar para formarlo tu misma, así que podrás trabajar y adaptarte tranquilamente debido a que ellos ya saben que hacer, así que trabajarán casi por inercia y eso te dará tiempo para tu propia adaptación. Aunque sean más expertos que tú, ese hecho no cambiará que tu seas la jefa así que usa su experiencia a tu favor y entre todos aprenderán mucho. También tienes un jefe con experiencia en el cargo, lo que te provee de un consultor gratis en el mismo lugar de trabajo para cualquier duda que puedas tener y además seguro que será un gran apoyo para aminorar la transición entre su estilo de liderazgo y el tuyo, te recomiendo el siguiente post que trata de una situación similar a la tuya:
¡Por fin soy el jefe!

eSadElBlOg dijo...

Senior Manager, muchas gracias, it's true, me da un poco de pánico, llevo 2 años en un ambiente de trabajo tan surrealista y hostil que ando un poco tocada. Tu respuesta y tus artículos me han sido muy útiles. De momento sigo en la selección. Gracias

Encuentra trabajo en cualquier país, provincia o ciudad con este buscador