En éste blog encontrarás consejos, opiniones, respuestas y experiencias útiles sobre temas de: Empresa, Empleados, Liderazgo, RRHH, Gestión y Comunicación...Todo dentro de un ámbito abierto a la Web 2.0

domingo, 9 de marzo de 2008

Cambiar de trabajo, ¿Es el autoempleo una opción segura?

Siguiendo con el tema del estancamiento en el trabajo y en base a los comentarios recibidos en dicho post, en donde se ponía de manifiesto la intención de algunos por inclinarse hacia el autoempleo u otras opciones freelance. Les comento que son muchos los profesionales que se encuentran a diario con la disyuntiva de seguir trabajando por cuenta ajena u optar por “montar” su propio negocio, pero también son muchos los que toman una decisión errada, fuera de tiempo y/o precipitada… yo diría que la mayoría.

Si bien es cierto que trabajando para otros muchas veces sentimos que estamos encadenados y que nuestro esfuerzo resulta en beneficios para otros. También es cierto que no es prudente dejar un empleo por un negocio, sin haber antes tomado las medidas necesarias que puedan cubrir las necesidades a las que estamos acostumbrados y que damos por sentado.

Esta decisión deberá ser analizada en profundidad tomando en cuenta los pro y los contra, sin olvidar que una aventura de este tipo puede resultar apasionante, enriquecedora y hasta inspiradora, pero que conlleva un riesgo envuelto en mucha incertidumbre.

Sigue leyendo...



Por otro lado y aunque parezca contradecirme, también pienso que en ciertos casos, no vale la pena todo lo que sacrificamos (familia, tiempo, calidad de vida) al trabajar para otros por razones como: la estabilidad en el trabajo o el tener asegurado un ingreso mensual, porque no creo que debamos vivir para trabajar sino trabajar para vivir. Así que cuando sabemos que podemos hacerlo, que el riesgo es mesurable, que tenemos los recursos para iniciar algo y cuando surge una oportunidad irrepetible, podemos tomarlo como una señal clara de que es factible considerar comenzar nuestro propio negocio.

He preparado un listado de los 5 hechos más comunes y generalizados que se presentan tanto al trabajar para otros como por nuestra cuenta, para que puedan ser contrastados y ayuden en cualquier caso a tomar una decisión. Aclaro que no reflejan ninguna posición al respecto ni se inclinan hacia ninguna de las dos opciones, ya que considero que cualquiera de las dos es válida siempre que la persona se sienta feliz con lo que hace.

1) Si eres un empleado, no importa cuanto trabajes, ni cuantos nuevos proyectos realices, será muy difícil salir del “nivel de ingresos” donde te encuentras. Si trabajas por tu cuenta, puedes ganar más dinero sin tener que poner más de tu tiempo.

2) Si eres empleado, tienes un sueldo asegurado cada mes para cubrir tus necesidades. Si trabajas por tu cuenta, puede que haya temporadas buenas y períodos malos, sobretodo al principio.

3) Tanto si eres empleado como si trabajas por tu cuenta, tendrás que hacer sacrificios en función del cargo que desempeñes y al tipo de negocios que lleves (tiempo, bienestar y familia). Aquí la proporción es variable y depende de cada caso… Al menos asegúrate de que sea para tu propio beneficio.

4) Si eres empleado, tendrás una franja de tiempo que deberás dedicar a tu trabajo. Si trabajas por tu cuenta, deberás estar disponible 24 horas al día.

5) Si eres empleado, cada euro que ganes estará directamente relacionado con tu tiempo y tu persona. Si trabajas por tu cuenta, podrías ganar más dinero sin tener que poner más de tu tiempo y tu persona. Alguien más podría generarte dinero sin usar tu tiempo ni tu persona.

Para terminar, les dejo con esta reflexión de Pedro Nueno extraída de su libro: Cartas a un Joven Emprendedor, el cual recomiendo como lectura obligada para los que deseen iniciar un proyecto de autoempleo.

“Si emprender, empezar una empresa, es explotar una oportunidad, parece que en la inmensa mayoría de los casos, la combinación de las habilidades del emprendedor y el potencial de oportunidad llevan a un camino sin salida que es la marginalidad y hay que asegurarse de que bien la oportunidad la llevamos dentro en forma de capacidades profesionales por encima del promedio, o bien la oportunidad está afuera en forma de millones de personas que desearán que les entreguen las cosas de otra forma y nosotros sabremos organizar las cosas rápidamente para satisfacer ese deseo. Pero conscientes de que estos dos últimos casos se dan en raras ocasiones”

Si desean ampliar el tema y se han planteado en serio un cambio radical... Les recomiendo el libro: “Quiero Ser Mi Jefe Ya” de Raúl Fernando Rodríguez (creo que está sólo disponible en Amazon.com)

Fuentes:
Teletrabajo en red
Aprendenegocios
Artículos relacionados:
El autoempleo en la franquicia

Technorati reactions Technorati icon

9 comentarios:

alfredus dijo...

Senior,
interesante entrada.
Mi reflexión es: Si soy un buen gestor trabajando para otro, ¿por qué no puedo ser un buen gestor de mi negocio y trabajar por mi cuenta?

Leere el libro que recomiendas.

Senior Manager: dijo...

Hola Alfredus:
La pregunta no es sobre tu capacidad de gestión, la cuál no se pone en duda...sino más bien sobre tu capacidad financiera y otros aspectos no menos importantes que hay que saber a la hora de empezar un negocio (Trámites, Impuestos, Mercado, Personal calificado...incluso (como en la construcción) contactos con la mafia o gitanos[no es broma])... a eso me refiero.

Oscar dijo...

Muy interesante la entrada, buen resumen de los que pensamos, o mejor soñamos, en ser nuestros propios jefes. Llevo años dandole vueltas y al final no te lanzas, sueldo asegurado y suficiente a cambio de tragar, es más cómodo quizá permanecer trabajando para otro que lanzarte a la aventura.

Pienso por otro lado que ahora son fechas para agarrarse a la silla por lo que ya está cayendo.

Un saludo.

eKaizen dijo...

Senior, me parece que exageras con lo de las mafias.
El problema de decidirse a dar el salto hacia el autoempleo es bastante peliagudo. Y nunca estaremos seguros de haber tomado la decisión correcta.
Es un tema en el que es dificil dar consejos, la única ayuda es facilitar una lista de puntos importantes a revisar, al estilo de la que has presentado tú. Pero la decisión última la debe tomar uno mismo junto con su entorno muy, muy cercano.
No veo claro lo que afirma Alfredus, porque se puede ser muy buen gestor. Pero también necesitas ser el comercial, el que realiza el trabajo sucio, el técnico, el becario, en fin. Que el autoempleo es muy complejo.

hagetmau dijo...

A mi me llama la atenci�n, toda esa peque�a y mediana empresa de producci�n, comercio, hosteleria...(de no m�s de 30 empleados)que lleva gente bastante garrula y en la que la mayor parte del margen que obtienen no es tanto de su imaginaci�n o buena capacidad gestora... como de intimidar a los empleados y cierto fraude fiscal y de la legislaci�n laboral.

Senior Manager: dijo...

Hola Oscar:
Yo creo que me quedaré trabajando para otros, la verdad no me veo como empresario autónomo... ¿Qué harían las multinacionales sin mi?

Hola Ekaizen:
Si, he publicado otro post con más información sobre el tema, precisamente porque decidirse a hacerse autónomo es una decisión compleja y delicada... Por cierto lo de la mafia no era exageración y no es como la pintan en las películas, aquí en España tiene otra cara...me alegra ver que la desconoces y tienes suerte de no tener que lidiar con ella.

Senior Manager: dijo...

Hola hagetmau:
Si bien es cierto que las empresas pequeñas presentan muchas desventajas para los empleados, también crean puestos de trabajo necesarios para la sociedad... Y si he visto que sus beneficios a veces podrían ser objeto de auditoría.
Saludos

Cebolla dijo...

Aunque con el autoempleo se puede ganar mucho más con menos esfuerzo, en mi humilde opinión, la elección de una u otra tiene que ver con la forma en que cada uno administra su tiempo. Los autoempleados tienen un poco más de libertad en este sentido. Y que para mí es mucho más importante que la cantidad de dinero, después de todo, "se trabaja para vivir y no al revés", ¿no es cierto, SM?

hagetmau dijo...

y atrevimiento, cierto descaro comercial...

Encuentra trabajo en cualquier país, provincia o ciudad con este buscador