En éste blog encontrarás consejos, opiniones, respuestas y experiencias útiles sobre temas de: Empresa, Empleados, Liderazgo, RRHH, Gestión y Comunicación...Todo dentro de un ámbito abierto a la Web 2.0

miércoles, 7 de mayo de 2008

¿Hasta dónde es legal controlar al empleado que se “escapa” de la oficina usando Internet?

Como habíamos comentado en el post anterior, cada día la preocupación es mayor en cada vez más empresas, debido al tiempo que sus empleados pierden navegando en Internet con fines personales.

El absentismo laboral virtual le está saliendo caro a las empresas, no sólo en términos de productividad sino también en cálculos de workflow, en recursos y en tiempo mal utilizado.

Está comprobado que recortar el acceso a Internet puede aumentar la productividad un 30%, así que no es de extrañar que existan cada vez más filtros a miles de páginas de Internet dentro de las empresas.

Hasta ahora, las grandes corporaciones han sido muy tolerantes con los empleados que han sido descubiertos usando Internet en asuntos no relacionados con su trabajo o en sitios web que podrían poner en riesgo a la empresa.

Sigue leyendo...



Pero, ¿qué pueden hacer? La gran disyuntiva se presenta a la hora de regular y de poner control en el uso indebido de la red. ¿Se llegará al extremo de utilizar el software de Microsoft propuesto hace unos meses en donde se propone espiar al trabajador?

¿Qué ganará o perderá el empresario evitando que sus empleados consulten su correo electrónico persoanl u organicen sus vacaciones en horario laboral? y...¿Cómo se verá afectada la empresa como unidad de información y comunicación si Internet resultase limitada?

Las compañías invierten cada vez más en sistemas de control de redes y de usuarios y los instaladores están desarrollando sus sistemas en función de la seguridad, todo con el fin de coartar la libre navegación del trabajador. Hay herramientas divididas por categorías, que, por ejemplo: prohíben la entrada a pornografía, búsqueda de empleo, revistas, etc. Cada empresa puede elegir qué bloques desea vetar.

No obstante… ¿Cambia el empleado su comportamiento con la aplicación de estos sistemas? ó... ¿Se convierte más bien en un empleado tóxico para la empresa?

Aunque no hay estudios sobre el tema (los he buscado sin éxito), he notado en mi entorno, que la implementación de medidas de seguridad y/o filtros, pueden llegar a producir el efecto contrario. Un empleado que se siente controlado puede también sentirse acosado, lo que podría derivar en desmotivación, falta de compromiso y en una merecida desconfianza hacia su empresa. Les suena la frase "Normas de cumplimiento = Normas de no cumplo y miento”.

Por ahora, lo único que las empresas pueden hacer es explicar al empleado la normativa sobre el acceso a Internet, que la misma se ponga por escrito y que ambas partes la firmen. En general, las empresas se concentran en avisar al empleado mientras lo controla (lo cual es lo legal). Así que la empresa deberá especificar que ese control se está aplicando para evitar el absentismo en cualquiera de sus formas incluida la virtual.

Sin embargo, este control tiene unos límites porque en su implementación podría chocar con el derecho a la intimidad de los empleados… Pero, ¿Hasta donde protege o ampara la ley al empleado? y ¿Cómo queda la empresa? Pues según el Tribunal Supremo sólo se puede registrar el ordenador de un empleado si la empresa establece una normativa expresa.

Así que en caso de juicios los límites sobre el control al empleado los definen las sentencias de los tribunales como cualquier otro litigio, ya que están sometidos a las interpretaciones de las leyes. Como no soy abogado pero me interesa el tema a nivel de empleados, he extraído las “Implicaciones Legales” más actualizadas sobre el tema de la página web de CCOO las cuales publico a continuación de forma casi íntegra:

Implicaciones Legales y Jurisprudencia

...El pasado septiembre de 2007, el Tribunal Supremo declaró improcedente el despido disciplinario de un trabajador que visitaba páginas web pornográficas durante su horario laboral. El tribunal consideró probados los hechos pero no avaló el despido argumentando que, antes de examinar su ordenador, la empresa debería haber explicado expresamente al trabajador qué uso podía hacer de internet, así como avisarle de que su ordenador podía ser objeto de registro.

"Esta sentencia ha cambiado todo - explica Marc Carrera, director de Sagardoy Abogados en Catalunya-. Antes, el registro del ordenador de un empleado era equiparable al registro de su taquilla y por tanto, según el Estatuto de los Trabajadores, sólo se podía hacer en presencia del trabajador o el comité de empresa. Ahora la única condición es que la compañía avise expresamente de la posibilidad de hacer controles".

El empresario debe elaborar "una normativa interna, que deberá ser firmada por el empleado, donde se explicite qué usos personales del ordenador son permitidos". En caso de que la empresa tenga sospechas "fundadas" de un uso ilícito por parte de un empleado y quiera obtener pruebas para despedirlo, Carrera recomienda que se revise el ordenador "delante de testigos o incluso de un notario, para demostrar ante el juez que el material no ha sido manipulado".

De momento, la mayoría de los trabajadores puede seguir navegando tranquilamente porque pocas empresas han comenzado a regular estas prácticas. "Casi todos los convenios sectoriales regulan sanciones por impuntualidad, pero prácticamente ninguno señala qué pasa si el empleado usa el correo electrónico más tiempo del razonable", destaca María Vidal. De hecho, sólo tres convenios regulan este tema en Catalunya: los de de la industria del metal, la construcción y los derivados del petróleo. Ninguno de ellos es un sector muy relacionado con el uso del ordenador.

"El 77% de los empleados hace sus gestiones personales por Internet en cualquier momento del día y lo hacen con un sentimiento de impunidad porque no existe la percepción de estar haciendo algo prohibido", subraya Vidal. La abogada advierte que el excesivo uso personal de Internet en el trabajo genera "absentismo presencial" con la consiguiente pérdida de productividad. Rafael Vigil, responsable de marketing de Optenet, recuerda además que las visitas a determinadas webs pueden poner en jaque la seguridad de los sistemas informáticos de la empresa, por lo que todas las grandes compañías y también cada vez más pymes instalan algún tipo de sistema de filtrado de contenidos.

El profesor del IESE Joan Fontrodona, autor de un estudio sobre el uso de internet en la empresa, rompe una lanza a favor de los trabajadores: "Pasamos muchas horas en el trabajo e Internet te permite hacer gestiones que en realidad suponen un ahorro de tiempo, además de facilitar descanso mental. Antes - recuerda-, para desconectar, los trabajadores salían a tomar un café o a echar un pitillo con el compañero, cuando te dejaban: ahora hay una tercera opción, que es ojear por Internet los resultados deportivos del fin de semana".

Por otro lado han surgido criterios muy variables en los juzgados, lo que ha creado más y mayor desconcierto lo que imposibilita poder regular el tema.

Algunos ejemplos:

Chistes en la empresa: En 1999 un empleado de Deutsche Bank en Barcelona fue despedido por enviar desde el trabajo, en dos meses, 140 e-mails humorísticos a 298 receptores. El trabajador aseguró que se trataba de una represalia porque impulsaba un sindicato de empleados del banco. El Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) falló a favor de la empresa, pero el afectado denunció al banco por interceptar sus e-mails sin su permiso y sin orden judicial. Tres directivos del banco tuvieron que declarar, aunque resultaron absueltos tras llegar a un acuerdo económico con el empleado.

Broma de mal gusto: Un trabajador de Bimbo en Barcelona fue despedido por enviar desde su ordenador un e-mail humorístico sobre la empresa a varios compañeros de trabajo. El juzgado reconoció que el empleado se había excedido en su ejercicio de la libertad de expresión pero consideró excesiva la decisión de la compañía, que tuvo que readmitirlo.

Información Sindical: En 1999, CCOO denunció al BBVA por bloquear los correos electrónicos enviados por el sindicato a sus empleados. La Audiencia Nacional declaró el derecho de CCOO A transmitir noticias de interés sindical a través del correo electrónico, con la necesaria mesura para no colapsar el servidor de la empresa. BBVA recurrió ante el Supremo, que le dio la razón, pero finalmente el Tribunal Constitucional falló a favor del sindicato.

Detectives en los e-mails: En el 2001 la empresa Dena Desarrollos, de Terrassa, contrató un detective privado para averiguar la procedencia de unos e-mails con insultos y amenazas a directivos. En la investigación se accedió a las claves y mensajes privados del trabajador que los enviaba, que fue despedido. El TSJC falló a favor del empleado al considerar que se había vulnerado su derecho a la intimidad.

Reflexión personal: Al parecer se está creando una extensa jurisprudencia que sentará las bases para una posible legislación que regule este tema tan subjetivo y particular. Sólo esperemos que tanto las empresas como los empleados sepan encontrar el equilibrio para disfrutar ambos de los beneficios de Internet.

Otras Fuentes y artículos relacionados:

Zoomblog
Comfia
Consumer

Technorati reactions Technorati icon Menéame!Copame!Enchílame!

13 comentarios:

Cebolla dijo...

Pues yo no encuentro otro beneficio en internet más que el del esparcimiento. Y eso está prohibido en horario laboral.

Por otro lado, yo no lo veo nada de malo a eso de hacer una compra por internet o pagar un servicio o planificar vacaciones. ¿Cuándo se supone que uno puede hacerlo estando todo el día en el trabajo? Al salir de la oficina, todo está cerrando ya o a punto de cerrar o ¡congestionado de gente que trabaja hasta las 18!

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Que difícil, ya que la internet es parte de las empresas modernas.

Uno usa el MSN y hace pagos con la red, y busca información personal, y dedica horas hombre a navegar mientras trabaja.

Habría que ver que es más costoso, tener internet en la empresa, o prescindir de él.
Saludos

Kurt dijo...

Yo creo que es un arma de doble filo la utilizacion de internet en el trabajo, va mas con la responsabilidad que tenga el empleado que con el control excesivo de su uso. Recientemente estuve en una empresa donde el dueño echo a dos empleados por desgcargar peliculas con el emule en el ordenador del trabajo. Fueron a juicio y le obligaron a readmitirlos, porque no pueden vulnerar sus derechos sin entrar en su terminal para verlo, dado que esta prohibido el uso de espionaje a empleados.

Si fuesemos conscientes y sobre todo productivos en nuestro cometido, todo se podria compaginar de mejor medida.


SM estas nominado en un blog que he hecho para celebrar la 50.000 visita de mi blog de bromas y cosas raras, en la categoría de RRHH. Si quieres verlo y participar te envío la dirección:
http://warrasawards.blogspot.com/

Maria dijo...

Ejercer el control es un tema controvertido y extremadamente difícil y en este caso mucho más. Podría ocurrir que fuera peor el remedio que la enfermedad. Por otra parte es bien sabido que el nivel de atención decae y que hay que descansar unos minutos cada cierto tiempo. Además para evitar problemas físicos los que trabajan muchas horas ante un ordenador deben descansar la vista y los músculos durante 5/10 minutos cada hora. Conjugar todo esto complica la situación aún más. Creo que habría que esperar a ver si surgen esos estudios que no has podido encontrar para poder tomar medidas adecuadas y además compararlos con estudios anteriores sobre el nivel de rendimiento. Creo que tendrás tema para rato SM. Un abrazo.

Senior Manager dijo...

Hola Cebolla:
¿Cómo hacía la gente cuando no se podía comprar por Internet?, el horario laboral y el de las tiendas y servicios no ha cambiado, siempre hay tiempo para todo, al trabajo se va a trabajar.

Hola Roy:
Es una cuentión de equilibrio, que el empleado no abuse y que la empresa sea tolerante.


Hola Kurt:
Primero que nada gracias por el premio ya me pasaré por allí.
Por otro lado no me parece justo que hayan readmitido a estos empleados, independientemente de lo que diga el juez.

Hola María:
Muy cierto, yo agregaría que el gobierno debe abogarse en reglamentar este tema, es la mejor solución.

Juan Martínez de Salinas dijo...

Hola SM,

Mientras no se regule este tema va a seguir siendo un tema muy controvertido.

Esta claro que Internet es el mecenas del absentismo virtual y con el mucha gente acude al trabajo cosa muy distinta de ir a trabajar.

Yo también estoy en contra de la readmisión de esos trabajadores a pesar de que sus organizaciones no siguiesen el procedimiento adecuado para tomar las medidas precisas.

Han incumplido muchas normas al hacer un uso indebido de Internet. Además hay que cortarlo de raíz porque sino puede incitar a otros empleados a hacerlo al ver que estos compañeros viven mejor que ellos cobrando lo mismo.

De todas formas acceso a Internet solo tienen que tener aquellos empleados de las organizaciones que lo precisen por su trabajo.

Cebolla dijo...

Pues lo mismo pasa con los celulares, SM. ¿Cómo se comunicaba antes la gente sin los celulares? Ahora todos van hablando por la calle y en el transporte público y hasta en sus autos. Quien se haya olvidado el suyo en su casa entra en pánico. ¿Qué pasa si te llaman?

Pero como con la prohibición se alimenta el deseo y como no tenemos autodisciplina, se chatea en el trabajo y se habla por teléfono mientras se conduce. Ya vendrán los implantes de brazos para poder hacer todo al mismo tiempo: chatear, hablar por el celular y trabajar.

Senior Manager dijo...

Hola Juan:
De acuerdo contigo, el empresario no tiene la culpa de que el empleado quiera aprovecharse de los recursos de la empresa en su único beneficio, si por ejemplo el empleado demostrara que también puede hacer uso de Internet para beneficiar a la empresa sería genial, pero ¿qué empleado quiere beneficio para otro que no sea él mismo?

Hola Cebolla:
Entiendo tu punto, es cierto que cada vez existen más necesidades creadas, pero no por ello debemos depender sistemáticamente de ellas, la tercnología está para ayudar y no para causar problemas, hemos de priorizar para centrarnos en lo que realmente importa y en las obligaciones que tenemos. El problema, como apuntas, es cultural y está ligado a la forma en que entendemos la sociedad, hemos de ser más responsables con el uso de estas herramientas.

JP dijo...

Magnífico post. Creo que el control y el compromiso no pueden venir por el "palo" sino por la colaboración y lazos entre los empleados. Es un terreno muy pantanoso si abrimos la caja de los truenos.

Saludos,
JP

Historias de JP

Anthonny Cubides dijo...

Este es un tema bastante complicado pero ante todo las empresas deben tener planes que incentiven al empleado a cumplir con sus funciones y a crear ese compromiso con la organizacion, todo esta en el sentido de honestidad por parte de las personas al hacer el uso del internet, aunque eso de descargar peliculas se pasan, porque mas bien estan de cierta manera, robando a la empresa y en segundo lugar contribuyendo con la pirateria!!

Maria dijo...

Hola SM. En el ePolicy Institute http://www.epolicyinstitute.com/
encontrarás información sobre este tema que creo podría interesarte
Un abrazo

Alberto dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alberto dijo...

Gran artículo, pero creo que a veces un poco estrictos algunos comentarios.
Internet es necesario en la empresa, y trabajar 8 horas seguidas sin desconexiones imposible.
Nosotros nos basamos en otro baremo para esto, la productividad.
Hemos encontrado un programa que mide la productividad de los que trabajamos con ordenador. El programa mide el tiempo que utilizas cada aplicación, web, etc, y gracias a un coeficiente de productividad asignado a cada una, calcula tu perfil productivo en tiempo real, al cual puedes acceder para ver cómo has trabajado ese día. También puedes ver interrupciones, pausas, llamadas, reuniones... etc.
Al final se trata de que el trabajador sea consciente de lo que hace, cómo lo hace, y que aprenda a organizarse, y que las horas productivas diarias sean entre 6 y 7 está muy bien.
Por si alguien está interesado en el programa, se llama WorkMeter.

Encuentra trabajo en cualquier país, provincia o ciudad con este buscador