En éste blog encontrarás consejos, opiniones, respuestas y experiencias útiles sobre temas de: Empresa, Empleados, Liderazgo, RRHH, Gestión y Comunicación...Todo dentro de un ámbito abierto a la Web 2.0

miércoles, 2 de abril de 2008

Mi jefe no sabe que también es mi cliente

Piensa un momento en tu jefe… imagina su rostro, sus facciones, su voz. Ahora responde mentalmente:

¿Tienes una buena relación jefe-empleado? ¿Qué sientes cuando piensas en tu jefe…? ¿Es odio? ¿Indiferencia? ¿Miedo tal vez?...

El hecho de tener una buena (o mala) relación con los jefes es determinante para nuestro futuro en una empresa. El no llevarse bien con el jefe es el segundo motivo más aducido para pensar en cambiar de empleo y en estos tiempos de incertidumbre laboral y aumento del desempleo, es mejor conservarlo.

Estoy convencido de que lo más inteligente, es tratar de ver al jefe como a un cliente especial al que hay que satisfacer con nuestro empeño y profesionalidad, para que él/ella siga teniendo interés en nuestros servicios. Esa ha sido la clave que hasta ahora me ha permitido crear una buena atmósfera de trabajo entre los dos. He descubierto que no queda otro camino y prácticamente no hay más opciones, sobretodo sabiendo que del jefe depende nuestro futuro en la empresa.

Sigue leyendo...



No dudo en que habrá situaciones en las que no se cumplan nuestras expectativas como subordinados leales y por otro, lado siempre seremos objeto de alguna que otra injusticia, eso es seguro. En estos casos debemos hacer acopio de nuestro mejor talante, ya que la confrontación sólo acarrea pérdidas innecesarias de energía que no conducen a nada que nos pueda beneficiar. No es recomendable tener “problemas” con el jefe, pues las repercusiones siempre serán negativas para el subordinado.

No digo que nos convirtamos en el sirviente del jefe o que le hagamos la pelota, ya que eso es también contraproducente. Más bien es demostrarle que él/ella si puede confiar en nosotros y que con nuestro trabajo podemos dejarle bien parado frente a sus propios jefes. Así que propongo verlo y tratarlo como nuestro mejor cliente, incluyendo todo eso de que "el cliente siempre tiene la razón". De esta forma podremos convertirnos en piezas fundamentales de su equipo y ganarnos su aprecio, ¿acaso no lo hacemos ya con los clientes?.

Pero… ¿Qué pasa si después de demostrar nuestro apoyo y compromiso no somos finalmente reconocidos?... Pues haremos lo mismo que cuando tenemos un mal cliente, tendremos que sopesar nuestros intereses en función de nuestro amor propio y decidir si queremos seguir trabajando con él. En estos casos hay que revisar antes si hemos hecho todo lo posible por demostrarle al jefe lo valiosos que somos, pues tal vez él/ella aún no lo sabe (o no lo hemos demostrado), debido a que no le hemos hecho llegar bien el mensaje o lo hemos hecho de una forma en que no le ha quedado muy claro.

En cualquier caso la mejor manera de tratar a los jefes (igual que con los clientes) es con el diálogo, por lo que es aconsejable conversar con el jefe sobre nuestro desempeño o sobre los resultados obtenidos incluyendo oportunidades de mejora propuestas por nosotros. Y si el jefe da muestras de no querer participar en el acercamiento, pues hay que hacer lo posible por involucrarlo (igual que a un cliente reticente) y propiciar los encuentros que den raíces a una buena relación de armonía, trabajo y cooperación.

Reflexión: para llevarse bien con el jefe, no hay que pensar en él/ella. Hay que pensar en uno mismo y en lo que tenemos pensado como proyecto profesional, si tengo una buena relación con mi jefe mis posibilidades de crecimiento y éxito en mi carrera están prácticamente aseguradas.

Fuentes:
día@día.net
El Comercio

Technorati reactions Technorati icon

14 comentarios:

Pedro Robledo (#3) dijo...

Había leído sobre el cliente interno, pero nunca hasta llegar a considerar a nuestro jefe como nuestro cliente.

Interesante artículo... Habrá que pensar un poco sobre ello.

Un saludo!

Maria dijo...

Esto de llevarse bien con jefes y colegas es cada día más candente, tanto que Daniel Goleman hará otro seminario en Madrid en Octubre, sobre liderazgo empresarial e inteligencia emocional en el que analizará, entre otras cosas, la relación entre habilidades sociales de los individuos y los resultados de las empresas.

Facility manager dijo...

Estimado amigo:
Gracias por visitar mi blog esta semana. Creo que vamos a establecer una buena sinergia ya que estamos en los mismos temas. Seguro voy a revisar con calma lo que escribes y comentas. me parece muy bueno que comenten tanto en tu blog; ya que se establece un compromiso de conocimiento. Algo así como la relación de jefe y cliente
Saludos
Alberto

alfredus dijo...

Senior,
no se si estas de acuerdo con la frase que dice que un trabajador no deja la empresa cuando se va si no que lo que deja es a su jefe.

Lo fundamental es saber liderar nuestra carrera y las habilidades sociales son básicas en este contexto.

Un saludo

Senior Manager: dijo...

Hola Pedro:
Realmente es una forma que yo mismo pongo en práctica y me ha dado buenos resultados...

Hola María:
NO sólo es candente, sino que es una vía importante para subir en las empresas grandes.

Hola Facility Manager:
He tenido la misma impresión cuando visité tu blog, me parece que estamos en la misma corriente. Te voy a pone en mi blogroll para seguir tus posts de cerca. Nos seguimos leyendo...
Slts
SM

Oscar dijo...

Yo no me llevaba bien con mi jefe, llevamos años conociéndonos, y pienso que los dos sabemos que si los dos colaboramos todo funciona mejor. Últimamente he intentado acercarme a él y las cosas funcionan mejor, intento no fijarme en las pegas, sino aconsejarle sobre solucionar determinados problemas en la oficina.

He leído el título y las primeras líneas y he tenido que entrar. Es un tema que me interesa y en el que estoy poniendo mucho esfuerzo. Hoy me he portado un poco mal con él mañana le pediré disculpas.

Un saludo

Eric dijo...

Tengo que confesar que siempre tuve problemas con mis jefes, siempre pensaba que lo podía hacer mejor que ellos y hace un par de años decidí intentarlo.

En retrospecto me he dado cuenta que yo no fue justo con mis superiores, pocas veces comunicé que quería yo y como eso iba a beneficiar a la empresa.

No había transparencia entre nosotros, eso lo aprendí en mi último empleo dónde el jefe y yo teníamos una muy buena relación. (y seguimos teniendo pero ahora en forma de amistad.)

Creo que identificas la solución en tu reflexión, habrá que primero pensar en si mismo y mis ambiciones profesionales con el empleo actual, comunicar mis ambiciones a mi jefe y establecer algún tipo de métrica para hacer seguimiento, pero no anual, si no más bien mensual.

Saludos

Senior Manager: dijo...

Hola alfredus:
Pues si que estoy de acuerdo y he escuchado esa frase muchas veces.

Hola oscar:
Que bueno que has aceptado la importancia de llevarte bien con él, nuestro problema cultural (En España) es que eso se interpreta como hacer la pelota, nada más lejano de la realidad.

Hola eric:
Claro... es que llevarse bien con el jefe se traduce siempre en pensar en uno mismo y en los beneficios que conseguiremos con esa actitud...Eso es lo que importa.
Slts
SM

eKaizen dijo...

Buenas Senior, interesante. Cuando te llevas bien con el jefe es cierto que todo es más fácil, trabajas más y más contento. En resumen bueno para todos.
Pero hay que reconocer que muchas veces es muy dificil, y hablo por propia experiencia. La cuestión es ¿cuándo se puede considerar que has dado todo lo posible por entenderte con tu jefe?. Supongo que es una pregunta muy personal y cada uno daremos una respuesta diferente; depende del caracter de cada cual.
Un saludo

raizen dijo...

Creo que la base de una buena relación con el jefe es la empatía. Escuchar lo que dice sin prejuicios, con respeto y compasión. Cuando digo compasión no es sentir lástima sino acompasarse, colocarse en el lugar de la persona. Ser jefe no es fácil, luego sin compasión no se puede crear un vínculo. Sintonizarse ¡a que sí!

Saludos

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Debe haber respeto en ambas direcciones. El mutuo respeto, el respetar los espacios de cada persona, y el valorar las capacidades de cada uno en sus puestos, creo que es la mejor manera de poder desarrollarnos con nuestros jefes.
Saludos

amalgamadeletras dijo...

@Senior Manager - Acabo de publicar un artículo al respecto y no conocía este post ya que lo habría citado. Y como dice Enric, la transparencia es imprescindible... y pocas veces la hay mutua.

Nos leemos.

Senior Manager: dijo...

Hola Ekaizen:
Creo que nunca se puede decir que has dado todo lo posible con entenderte con tu jefe, hasta no conseguirlo nunca se ha dado todo lo secesario. Es mi filosofía. Te recomiendo el post relacionado a éste tema en el blog de Amalgamadeletras.

Hola Raizensun: Muy buena tu intervención, porque una manera de saber comprender a los demás y crear mejores relaciones en ponerse en sus zapatos...Gracias por venir por aquí.

Hola Roy:
¡¡Muy bien!!...El sietema "espejo" es muy importante para crear buenas relaciones pues acerca a las personas creando empatía y cordialidad.

Hola Amalgama:
Tranquilo...es que parece que éste tema está en el "tapete". Yo leí tu post y me pareció muy interesante tu propuesta, de hecho dejé un comentario sobre lo que pensaba allí.
Slts
SM

Juan Martínez dijo...

Hola SM,

Un tema muy interesante el que tratas en este post.

Efectivamente nuestro jefe directo es nuestro cliente más importante y por lo tanto tiene que haber adaptación entre ambos.

Encuentra trabajo en cualquier país, provincia o ciudad con este buscador